Blog

Progresión con piolet y crampones sobre nieve y hielo

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

La progresión con piolet y crampones  revolucionó las posibilidades de la escalada y favoreció el diseño de las herramientas actuales.

Cuando la pendiente se acerca a la vertical, la única forma de poder conservar el equilibrio es tener siempre al menos tres puntos de apoyo, igual que en la escalada en roca, así como un cuarto punto, que será el que desplazamos para progresar.

En esta técnica empleamos una herramienta en cada mano en posición de tracción, por lo general un martillo-piolet o un piolet de similares características, combinado con la técnica de cramponaje de las puntas delanteras.

Uso de los piolets para tracción y progreso en la subida

El peso ya no descansa íntegro sobre los crampones, éstos ahora solo reciben parte de la carga, puesto que los brazos asumen al traccionar sobre las herramientas, gran parte del peso. Aun así, la utilización correcta de los crampones es primordial para escalar con soltura y seguridad.

La posición que adoptamos es muy natural y la técnica sencilla de aprender, por lo que cualquier escalador con un mínimo de fuerza en los brazos, puede desde el primer día practicar esta técnica de escalada si dispone de los útiles adecuados.

Ahora bien, esta engañosa simplicidad puede llevar a enfrentarnos con situaciones que difícilmente podremos resolver y que pueden concluir con una caída.

Modelo
- Piolet de escalada
Petzl Eispickel Summit EVO - Piolet de escalada, color naranja, talla 52 cm
SALEWA Rockhammer - Martillo, color negro, talla única
Black Diamond Raven - Piolets - with Grip 60 cm gris/negro 2016
Forma
- Piolet de escalada
Petzl Eispickel Summit EVO - Piolet de escalada, color naranja, talla 52 cm
SALEWA Rockhammer - Martillo, color negro, talla única
Black Diamond Raven - Piolets - with Grip 60 cm gris/negro 2016
Valoración
Precio
56,51 EUR
104,00 EUR
41,95 EUR
desde 80,74 EUR
Modelo
- Piolet de escalada
Forma
- Piolet de escalada
Valoración
A tener en cuenta
Precio
56,51 EUR
Detalles
Modelo
Petzl Eispickel Summit EVO - Piolet de escalada, color naranja, talla 52 cm
Forma
Petzl Eispickel Summit EVO - Piolet de escalada, color naranja, talla 52 cm
Valoración
A tener en cuenta
Precio
104,00 EUR
Detalles
Modelo
SALEWA Rockhammer - Martillo, color negro, talla única
Forma
SALEWA Rockhammer - Martillo, color negro, talla única
Valoración
A tener en cuenta
Precio
41,95 EUR
Detalles
Modelo
Black Diamond Raven - Piolets - with Grip 60 cm gris/negro 2016
Forma
Black Diamond Raven - Piolets - with Grip 60 cm gris/negro 2016
Valoración
A tener en cuenta
Precio
desde 80,74 EUR
Detalles

La escalada extrema en hielo está compuesta por un conjunto de sutilezas, donde el conocimiento profundo del terreno, del material y su aplicación, así como de nuestras posibilidades y recursos, son tan importantes o más que la técnica en sí misma.

En consecuencia, igual que en cualquier faceta de la montaña, hay que asumir un ordenado aprendizaje, a ser posible con personas expertas y enfrentarse a las dificultades de forma progresiva, a medida que crece la confianza en nosotros mismos.

Hay que destacar que la dificultad en hielo es un término ambiguo que no se relaciona forzosamente con la mayor o menor verticalidad del itinerario.

El hielo es una materia sutil y cambiante y puede transformar su calidad en pocas horas por efecto de los agentes atmosféricos.

Para tener una visión objetiva de dificultad en la escalada en hielo hemos de tener en cuenta además factores como:

  • Aislamiento de la ruta,.
  • Longitud.
  • Dificultad en caso de retirada.
  • Continuidad de los tramos más verticales.
  • Calidad del hielo.
  • Posibilidades de aseguramiento.
  • Evolución meteorológica antes y durante la escalada.
  • Capacidad propia y de nuestros compañeros y equipo con el que contamos.

Como veis una larga lista, que hace que en la escalada en hielo haya que ser prudente y realista.

Las herramientas para la escalada en hielo

El piolet tracción requiere unas herramientas y unos accesorios adecuados y preparados a tal efecto. Bien manejados, pueden permitirnos afrontar muros de hielo verticales e incluso extraplomados

Piolet

Las herramientas de mano pueden ser dos piolets, dos martillo-piolet o un martillo y un piolet, siendo esta última combinación la más polivalente, puesto que disponemos de la pala del piolet para tallar repisas y desalojar nieve, a la vez contamos con el martillo para colocar pitones de hielo o roca si fuera preciso.

Es conveniente que las herramientas sean idénticas para no extrañar el comportamiento de trabajo de ambas cuando las cambiamos de mano.

Hace años la tendencia era llevar un martillo piolet muy corto, pero esta solución es poco eficaz por la poca pegada que tienen estas herramientas y el problema que surge de golpearse los nudillos al quedar poco espacio para que la mano trabaje.

Actualmente los útiles de unos 50 cm demuestran ser los más eficaces y polivalentes, tanto en la versión martillo como en la de piolet, pues la única diferencia entre ambos es la parte posterior de la cabeza.

La hoja o pico puede ser: curva clásica, banana o recta, pero siempre ha de tener un diseño adaptado al trabajo de tracción, es decir con la inclinación adecuada.

piolets mixtos

La mano ha de asir el mango justo por encima del regatón, para aprovechar en la oscilación toda la longitud de la herramienta y conseguir una pegada más eficaz.

Por tanto, las dragoneras de mano se han de ajustar para esta medida y además deben permitir sacar y meter la mano con facilidad. Como vimos en el capítulo de material podemos colocar cintas o cordinos que unan las herramientas al arnés para colgarnos de ellas.

Crampones

Con respecto a los crampones, han de ser rígidos y con las puntas cortas, para evitar que el pie se quede separado del hielo con las mismas a medio clavar, situación muy incómoda y desagradable.

En hielo blando interesaría que las puntas fueran más largas, pero las condiciones que habitualmente se encuentran en terrenos verticales aconsejan la primera solución, ya que no podemos llevar un crampóncrampón para cada tipo de hielo.

Las puntas han de estar poco inclinadas, para aprovechar el impacto frontal del pie. La pareja de puntas diagonales cercanas han de servir de apoyo estabilizador y por tanto han de estar a una distancia razonable, no retrasadas en exceso.

Las puntas frontales, pueden tener sección vertical a modo de pico de piolet e incluso una sola punta, los crampones de este último tipo resultan muy específicos para cascada, pero poco polivalentes. El sistema de fijación más recomendable es el automático tipo esquí con horquilla delantera, es rápido y cómodo de quitar y poner, además confiere al conjunto crampón-bota una gran solidez.

Volcán Barú – El Techo de Panamá

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Definitivamente hablar del Volcán Barú es como hablar de un mito, para los panameños no representa un lugar el cual nos llene de orgullo el ir a conocerlo; mas sin embargo no hay turista que se resista a escalar o a explorar su cima y caminar entre su hermoso bosque colmados de un verdor exquisito, con cantos de aves
Con colores llenos de vida, hogar del tan apreciado y polémico quetzal, el cual realiza su apareamiento en esta época del año y dando así continuidad a la especie. Continuar leyendo “Volcán Barú – El Techo de Panamá”

Escalando el Cerro El Plata: Argentina

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

El Cerro El Plata es uno delos 6000 menos difíciles, o mas accesibles, depende como se lo vea, personalmente prefiero decir, que se trata de uno de los menos difíciles y no hablar “del mas fácil”.

Es un pico que, viniendo sin aclimatar, llevará entre 5 y 7 días mas o menos, dependiendo de como estemos en ese momento para aclimatar.

No fue nuestro caso, ya que veníamos a pleno del Cerro Mercedario, así que estábamos a full, y lo que había que controlar era el ímpetu y no el proceso de aclimatación.

Llegando a Vallecitos

Llegamos a Vallecitos (2770 msnm) a las doce del mediodía, lo usual, para los que llegan del llano es hacer una noche allí mismo, pero por los motivos anteriormente citados, le pegamos hasta el campamento siguiente “La Veguita” a 3100 msnm, en solo 50 minutos, y eso que estábamos llevando toneladas y material de montaña de comida. Todo para poder “aguantar” y así intentar los 3 cerros principales (Rincón 5500msnm, Vallecitos 5750 msnm y Plata 6000 msnm).


Booking.com


Para llegar al campamento “La Veguita” es muy sencillo, una vez en el centro de esquí de Vallecitos, si miramos a nuestra izquierda, veremos un gran cerro al final de la quebrada, y muy cerca nuestro un pequeño río, y se nota muy bien la “V” de donde se ve nacer el río, OK, a bordear el río, que justo en esa “V” se halla el campamento La Veguita donde podemos descargar por fin las bolsas de deporte y todo el resto el equipo.

Como era veranito, y el día se alarga, decidimos picar algo en la Veguita y continuar a “Piedra Grande”, que es un campamento intermedio entre la Veguita y el campamento base llamado “El Salto”.
En “Piedra Grande” a 3500 msnm, armamos carpas, por la posibilidad de alguna lluvia, y largamos otra de las brutas picadas del “Yetí”, digestión y a cenar!!!

Camino del campamento base

Por la mañana siguiente emprendimos el camino rumbo al campamento base, ubicado encima de los 4200 msnm, para llegar se transita por una cresta, de una antigua morena, faldeando la ladera del cerro Franke (5100 msnm), la cresta es muy directa, muy obvia y se empieza a parar mas, a medida que nos acercamos al campamento.

Es muy fácil poder deducir cuando estamos cerca, ya que empezamos a divisar una gran pared colorada a nuestra izquierda y justo ahí arriba se halla el campamento.
Para llegar queda una pequeña travesía horizontal, que empieza justo cuando se termina “el infiernillo” (es el nombre elegido para la cresta), y de aquí apenas viremos a la izquierda y bajemos unos metros hallaremos el campamento base.

Tanto aquí como en los campamentos anteriores tenemos agua las 24 hs en verano!
Este campamento es el más utilizado para intentar las cimas de los cerros Vallecitos, Plata, Rincón y Lomas Amarillas, y desde aquí las sendas siguen siendo claras, pero olvídense del agua, la recomiendo cargar desde la base, ya que quizás en el campamento siguiente (la Ollada) pueden hallar agua, como tal vez no!

Bueno, llegamos “al Salto” no queda otra que hacer una buena picadita, con bondiola, salames, patés y quesito en aceite de oliva!!! Como me gustan estas salidas gastronómicas a la montaña!

cumbre cerro plataEl tercer día lo dedicamos a las sociales, ya que éramos como 40 en el campamento, tandileros, porteños, cordobeses, catalanes, brasileros, algún japonés y dos chicas mendocinas.

Se vino el cuarto día, salimos bien tarde del campamento, a las 8!!! pero estábamos confiados en nosotros, por demás! En poco tiempo llegamos a “la Ollada”, que es un campamento intermedio entre la base y la cumbre, luego nos montamos al filo del cerro Plata con el Lomas Amarillas, aquí ya estamos casi en los 5000 msnm! y todo venía de 10, ni viento había!!!

Un paisaje excepcional para cualquier montañero

Transitando por este filo, que va directo al portezuelo principal, llamado PORTEZUELO PLATA-VALLECITOS, vamos viendo , la gran altura de donde estamos parados, podemos ver todo, absolutamente todo!!!
Ni que hablar cuando nos paramos en el col Plata-Vallecitos, aquí podemos ver el Aconcagua, y toda la majestuosa quebrada de la Jaula, con sus aun vírgenes cumbres!!!

Hasta aquí veníamos como un avión, rápido y directo, jeje y lo que pudimos ver también era el pesto que venía del sur, tapando al volcán Tupungato!!!
Se venía y se veía negro!

Así que le pusimos todas las fichas, teníamos que llegar antes que el “pesto” y bajarnos de ese filo antes que nos agarre el viento ahí arriba, ya que sino seríamos un barrilete!

Se hizo largo y tortuoso ya que si bien íbamos directo, evitando los “zig-zag” de ascenso, era una pendiente de 35 grados de acarreo mas o menos firme pero a mas de 5000 msnm y culminando en los 6000 msnm. Pero estábamos subiendo y más rápido que el maldito temporal!

Había escuchado muchas historias del plata, la mas usual es que desde que uno halla el helicóptero Lama,aun queda un resto a la cima, y es una mentira!!, o que el cerro posee varias antes cimas, es muy fácil, si llegas al Lama, llegaste a cumbre con solo caminar 40 pasos!!!

Viene el temporal de montaña

Es increíble, el temporal se nos venía encima, pero nos dió los 10 minutos como para bajar las pulsaciones, darnos cuenta donde estábamos, y todo lo que nos faltaba bajar!!! Pero también podíamos ver toda la pared sur que parecía cortada a cuchillo. Que buena pared! Solo podes ver el final y nada para abajo, lo que indica que es bastante vertical!

Firmamos un bello testimonio y empezamos a bajar muy rápidamente, realmente estábamos fuertes y bien pero era largo, realmente largo y tardamos fácilmente 4 horas en regresar desde la cumbre y otras 7 habíamos tardado en llegar a la cima!

Llegamos como quien dice “pasados de vueltas”es como cuando uno se pasa de cansancio y sabe que no puede parar, exactamente eso es lo que nos pasó.

De todas maneras, teníamos toda una hinchada en la base, deseosa de saber si habíamos llegado a cima, y demás detalles y además, teníamos el premio; unas latas de cerveza y otra picadita del Yeti: motivo mas que suficiente como para mantenerse en pie!

Tiempos de marcha en la subida

Vallecitos 2770 msnm a “La Veguita” 3100 msnm, entre 45 minutos a 1 hora
“La Veguita” 3100 msnm a “Piedra Grande” 3500 msnm, entre 45 minutos a 1 1/2 hora
“Piedra Grande” 3500 msnm a “El Salto” 4200 msnm, entre 3 y 5 horas
“El Salto” 4200 msnm a “La ollada” 4600 msnm, entre 45 minutos a 1 1/2 hora
“La Ollada” 4600 msnm a “Filo Plata-Lomas Amarillas” 4800 msnm, entre 20 y 40 minutos
“Filo Plata-Lomas Amarillas” 4800 msnm a “Filo Cumbrero” 5200 msnm entre 45 minutos a 1 hora
“Filo cumbrero” 5200 msnm a Cima Plata 6000 msnm, entre 3 y 5 horas

Estos tiempos están tomados siempre con “viento a favor”. Con malas condiciones es muchísimo mas largo e imposible cuando el viento te arrastra en “la Ollada”. Este punto es una buena referencia ya que cuando en la “Ollada” casi no podemos avanzar apoyados en nuestros bastones y piolets, de nada servirá tratar de continuar ya que el viento está soplando entre 90 y 100 km/h. Imagínense más arriba, mas expuestos!

 

Lesiones de escalada: Escafoides

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

La fractura de escafoides suele ser una de las lesiones de escalada más comunes, sobre todo en la mano, que al apoyar para evitar la caída soporta una gran presión.

 ¿Qué son los escafoides?

Este pequeño hueso cuyo nombre procede del griego (skaphé, barca y éidos, forma) que se encuentra en la parte externa de la muñeca (lado del pulgar) en la zona de flexión y articula con muchos huesos de la muñeca y antebrazo: radio, semilunar, hueso grande, trapezoide y trapecio.

Es el hueso que más se fractura en el carpo, y el segundo que más se fractura en la muñeca después del radio. El mecanismo de lesión más habitual es la caída sobre la mano abierta en la que todo el peso y fuerza del impacto caen sobre esa zona y generalmente lleva la mano a una flexión de forma violenta.

Guantes de escalada mujer

Gel acolchado
Transpirable y palma ventilación
Cierre de velcro

Additional images:

Product Thumbnail

Price:

Buy Now

Otros mecanismos de producción son los impactos alguna piedra que cae sobre las manos de los porteros de fútbol, son menos frecuentes pero también se pueden dar casos. En general afectan a población de todo tipo de edades, especialmente a deportistas como los escaladores, sobre todo si no revisas la seguridad y buen estado de tu material de escalada. El peor pronóstico corresponde generalmente a las personas de mayor edad.

Diacnóstico de la rotura de escafoides en escaladores

La particularidad de esta fractura es que no es fácil de diagnosticar y que no es necesario que el impacto sea muy fuerte para producirse. No es raro que al lesionado se le realicen radiografías en las horas posteriores a la lesión y la integridad de los huesos sea aparentemente buena.

Los síntomas que sufre el lesionado son: dolor en la zona externa de la muñeca que aumenta con la palpación, incapacidad para agarrar objetos, inflamación, entumecimiento y hematoma.

Todos estos signos no son demasiado específicos, y se debe cuidar mucho el diagnóstico en estas fracturas porque pueden pasar inadvertidas tanto por el afectado como por los sanitarios.

En caso de que no se aprecie nada en las radiografías, que deben tomarse en diferentes perspectivas, se deberían volver a realizar pasados unos días a ver si la situación ha cambiado.

Habitualmente se pauta la colocación de una férula de inmovilización aunque no aparezcan signos de rotura en las radiografías iniciales. En los casos más complejos sería interesante el uso de resonancia magnética para confirmar el estado del hueso.

Una característica que afecta a los huesos de la muñeca, pero sobre todo al escafoides, es la débil irrigación sanguínea que condiciona la evolución lenta en la consolidación de la fractura y habitual presencia de complicaciones, como la necrosis del hueso o la osteoartritis que generan dolor y limitación del rango de movimiento.

Si la fractura es más grave, el tratamiento quirúrgico con placas o tornillos de fijación es la solución más frecuente. Incluso si fuese necesario, se podrían utilizar injertos óseos tomados habitualmente del propio antebrazo.

Es una lesión en la que es difícil establecer el tiempo de convalecencia por el hecho de que es una fractura de consolidación lenta, a diferencia de otros huesos más grandes y mejor irrigados que se regenerarán con más rapidez.

La recuperación de la lesión

Para la recuperación funcional, es importante no cargar objetos pesados y evitar actividades que impliquen el riesgo de volver a caer sobre la muñeca lesionada. Se pueden hacer deporte al aire libre, pero siempre teniendo en cuenta no cargar la zona afectada.

Durante la inmovilización se debe mantener el movimiento de los dedos (para evitar rigideces innecesarias y mejorar irrigación) y realizar contracciones musculares. Después este periodo que puede prolongarse hasta los dos meses en algunos casos, es frecuente que la zona esté muy rígida y es necesaria fisioterapia manual para recuperar el rango óptimo de movimiento así como la fuerza.

En resumen, es una lesión habitual pero compleja sobre la que el diagnóstico es fundamental así como supervisar la evolución para prevenir las indeseables complicaciones.

Lesiones deportivas por caídas: Esguince cervical

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las lesiones deportivas por caídas son una de las más temidas por todo tipo de escaladores. El esguince cervical y la fractura vertebral suelen ser una de sus posibles consecuencias.

Qué es un esguince cervical

Un esguince por naturaleza es una afectación de los tejidos blandos próximos a la articulación, en particular de los ligamentos, y se produce al aplicar una fuerza mayor que la que los tejidos pueden soportar.

En función de la intensidad se pueden producir mayores o menores distensiones, o en los casos más graves llegar incluso a la rotura de ligamentos. Continuar leyendo “Lesiones deportivas por caídas: Esguince cervical”

Rescate en montaña

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los intentos de rescate en montaña se suceden año tras año. La muerte de numerosos alpinistas después de reiterados intentos para rescatarlos siempre vuelve a traer a la escena pública las condiciones en que trabajan himalayistas, sherpas y los equipos de rescate a estas alturas.

Al común de los mortales les cuesta entender el porqué, con el mejor helicóptero preparado para rescates en altura en el campamento base, muchos han terminado muriendo.

Continuar leyendo “Rescate en montaña”

Gargantas del Todra: Escalando en el Atlas

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las Gargantas del Todrá en la cordillera del Atlas, en Marruecos, es solamente una parte de este macizo montañoso que se extiende a lo largo de 2.400 Km por Marruecos, Argelia y Túnez al norte del continente Africano.

Su punto más alto se localiza en el pico de Jbel Toubkal (4.167metros), en el suroeste del país Marroquí, físicamente la cordillera se divide en tres zonas, el Atlas medio, cercano a la costa, el Gran Atlas, en el área central, y el Anti Atlas, al sur.

El Parque nacional de Toubkal

Las expediciones más frecuentes tienen como destino la subida al Jbel Toubkal, a unos 60 Km de Marrakech. Partiendo del pueblo de Imlil, y después de un recorrido ascendente con parada en el refugio de escalada situado a 3.200 metros, ascendemos durante poco más de 4 horas, para coronar los 4.167 metros prácticamente sin dificultad alguna. El Pico de Toubkal, está situado dentro del Parque Nacional de Toubkal.

Nuestro interés se centra ahora en la Garganta del Todra, una pared vertical de unos 300 metros de altitud, que transcurre a lo largo de un kilómetro entre el rio del mismo nombre.

Esta garganta está situada cerca de la ciudad de Tinerhir, a dos días en coche de Marraquech. La composición geológica de esta pared es ideal para la escalada técnica, roca caliza roja, extremadamente abrasiva, antes vamos a tener que hacernos con uno de los muchos croquis que podemos encontrar a la venta, en estos croquis vamos a observar la división de la pared, en 28 zonas distintas para escalar.

El sector denominado Mansour, es uno de los más frecuentados por los escaladores, tiene unas 30 vías distintas de ataque, con longitudes que pueden llegar a los 300 metros. Pero sin lugar a dudas, la pared llamada, Pilar de Couchant, es la más famosa de todas las del Todra, con vías completamente equipadas y limpias para una buena colocación de nuestros seguros.

Existen unas 8 vias de ascenso en este sector de la pared, el descenso se efectúa por la espalda de la garganta, andando, recorriendo un camino ya marcado de forma clara por medio de una serie de hitos sucesivos. Además de las descritas y alguna vía ferrata, existen muchas otras vías de ascenso, como las también muy concurridas, Pared de los Holandeses, o la del L’Elephant, constantemente se están abriendo nuevas rutas.

La actividad en esta singular garganta Marroquí es intensa durante todas las épocas del año, un buen aliciente para darnos una vuelta por esta peculiar región de la cordillera del Atlas en Marruecos. Donde además si sabes buscar alojamientos hay muchos realmente especiales, algunos como estos especializados en yoga y relax, quizás para calmar los ánimos os pueden venir bien.

Deportes de montaña : Respetando el entorno natural

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Cuando deportes de montaña hemos de recordar que se ha de hacer con respeto a terceros. En el caso de la montaña esto es aún, si cabe, más importante, ya que un elemento de esta actividad deportiva tiene que ver con disfrutar del entorno, en especial de la experiencia de la cima.

Algunos montañeros se olvidan de ello y nos hacen “disfrutar” de sus actos, algunos de forma temporal otras de forma permanente, en la montaña. El ejemplo de cómo afectar a terceros en la montaña es llenarla de símbolos permanentes. Hace unos años estalló una polémica sobre una campaña para llenar de cruces la sierra de Guadarrama. Esta polémica no es nueva, y no solo ocurre en Madrid, y no sólo la han provocado gente con motivación religiosa.

Continuar leyendo “Deportes de montaña : Respetando el entorno natural”

Escalada en hielo por Islandia

¿Nos ayudas a escalar?Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

La escalada en hielo por Islandia es una de delicias que podemos encontrar en la septentrional isla europea. Tanto si te mueves como pez en el agua sobre los glaciares como si por el contrario seguro que consideran el frío país un universo por explorar, lo que sí está claro que quien va al menos una vez nunca olvida la experiencia.

Escalando sobre hielo en el mayor glaciar de Europa

Lo primero que ocurre cuando uno se propone ir a Islandia es que se queda sorprendido por el sudeste del país. Allí se encuentra el Vatnajökull o lo que es lo mismo el mayor glaciar de Europa.

Continuar leyendo “Escalada en hielo por Islandia”