Gargantas del Todra: Escalando en el Atlas

escalada en el Atlas
¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las Gargantas del Todrá en la cordillera del Atlas, en Marruecos, es solamente una parte de este macizo montañoso que se extiende a lo largo de 2.400 Km por Marruecos, Argelia y Túnez al norte del continente Africano.

Su punto más alto se localiza en el pico de Jbel Toubkal (4.167metros), en el suroeste del país Marroquí, físicamente la cordillera se divide en tres zonas, el Atlas medio, cercano a la costa, el Gran Atlas, en el área central, y el Anti Atlas, al sur.

El Parque nacional de Toubkal

Las expediciones más frecuentes tienen como destino la subida al Jbel Toubkal, a unos 60 Km de Marrakech. Partiendo del pueblo de Imlil, y después de un recorrido ascendente con parada en el refugio de escalada situado a 3.200 metros, ascendemos durante poco más de 4 horas, para coronar los 4.167 metros prácticamente sin dificultad alguna. El Pico de Toubkal, está situado dentro del Parque Nacional de Toubkal.


Booking.com

Nuestro interés se centra ahora en la Garganta del Todra, una pared vertical de unos 300 metros de altitud, que transcurre a lo largo de un kilómetro entre el rio del mismo nombre.

Esta garganta está situada cerca de la ciudad de Tinerhir, a dos días en coche de Marraquech. La composición geológica de esta pared es ideal para la escalada técnica, roca caliza roja, extremadamente abrasiva, antes vamos a tener que hacernos con uno de los muchos croquis que podemos encontrar a la venta, en estos croquis vamos a observar la división de la pared, en 28 zonas distintas para escalar.

El sector denominado Mansour, es uno de los más frecuentados por los escaladores, tiene unas 30 vías distintas de ataque, con longitudes que pueden llegar a los 300 metros. Pero sin lugar a dudas, la pared llamada, Pilar de Couchant, es la más famosa de todas las del Todra, con vías completamente equipadas y limpias para una buena colocación de nuestros seguros.

Existen unas 8 vias de ascenso en este sector de la pared, el descenso se efectúa por la espalda de la garganta, andando, recorriendo un camino ya marcado de forma clara por medio de una serie de hitos sucesivos. Además de las descritas y alguna vía ferrata, existen muchas otras vías de ascenso, como las también muy concurridas, Pared de los Holandeses, o la del L’Elephant, constantemente se están abriendo nuevas rutas.

La actividad en esta singular garganta Marroquí es intensa durante todas las épocas del año, un buen aliciente para darnos una vuelta por esta peculiar región de la cordillera del Atlas en Marruecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *