Escalada en Solitario

Huandoy Perú
¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Escalada en Solitario es una de las formas más peligrosas y más avanzadas de escalada, ya que la seguridad se rige exclusivamente en el dominio del deporte  y la experiencia del escalador ya que no se admiten errores o caídas.

Si te decides por esta modalidad debes saber que requiere un sólido conocimiento de técnicas de cuerdas, instalación de anclajes, reuniones, técnicas de rapel. etc

Qué vas a necesitar para subir a solas

Su alto nivel de riesgo, convierten esta modalidad de escalada, en una de las actividades más exigentes y emocionantes dentro de los deportes de montaña, consistiendo en la modalidad de escalada más comprometida y exigente.

La escalada de montaña en solitario es una actividad que además de una amplia experiencia,  requiere de mucha paciencia y concentración para minimizar los riesgos que conlleva. Además, este ejercicio en solitario, es más lento, que acompañado, ya que es una única persona la encargada de acarrear con todo el material de escalada.


Las innovaciones y nuevos materiales, han hecho  posibles innumerables escaladas en solitario, en gran parte de las paredes y montañas de todo el mundo. Poco a poco se han ido ampliando conocimientos y desarrollando metodologías eficientes y seguras para la escalada en solitario.

Material de escalada necesario para el ascenso en solitario

El material necesario para una pared de 200 metros y pendiente de entre los 30 – 35 grados que son las pendientes más habituales a las que poder enfrentarse es:

    • Cuerda de 60 metros y 9 mm para uso en doble. Se utilizó en doble por lo que cada largo podía tener un máximo de 30 metros.
    • Arnés Roca, específico para alpinismo.
    • Casco
    • Un juego de empotradores stoppers (números 5 a 10)
    • Un jumar de mano izquierda.
    • Un shunt (pato).
    • Un ocho.
  • 9 cintas cosidas de 120 cms de diámetro.
  • 2 cintas cosidas de 60 cms de diámetro.
  • 3 cordinos de 7 mm y 4 m.
  • 6 express.
  • 6 mosquetones sueltos.
  • Al menos 3 mosquetones.

El material a llevar es cuantioso y como ya hemos comentado, es solo una única persona la encargada de portar todo, es imprescindible que este material esté bien organizado en el arnés y en la mochila, para que sea más fácil acceder a él, y rápidamente identificable

Autoasegurado: Qué tener en cuenta

Montar la Reunión. Rodear una roca grande, que sea sólida con una cinta cosida de 120 cms de diámetro, y reforzarla con un cordino de 7 mm, anudarlo  a la roca con un nudo de  pescador doble y rematar sus cabos por nudos simples.  Por último,  instar  un mosquetón de seguridad en la dirección del avance (mirando hacia arriba), que abarque tanto a la cinta como al cordino.

Por otro lado,  a cada uno de los dos cabos sueltos de la cuerda anudada a la roca, se rematrán en sus cabos con nudos simples, y  se le  harán un nudo de gaza rematado con nudos simples, a cada uno. Estas (las dos gazas), se introducen en el mosquetón de seguridad de la reunión.
Seguidamente  se colocarán los nudos de seguridad en el arnés que permitan ir autoasegurados. Con los cabos de la cuerda que vienen de la reunión en la mano, se comienza a soltar cuerda de la madeja.

Dejar una distancia de 4 metros de separación entre los nudos de seguridad es una buena opción, es decir, la máxima caída permisible va a ser de 8 metros.

Nudo de seguridad: consiste en hacer una gaza con doble cuerda. Se mete la gaza en un mosquetón simple y éste al arnés.

Es muy importante colocar correctamente los mosquetones que llevan los nudos de seguridad en el mosquetón. Hay que pensar siempre en la dirección de un posible tirón y colocarlo evitando que se pueda abrir de forma accidental.

Técnica: Técnica de la doble cuerda

La técnica de escalada con doble cuerda consiste en ir pasando de forma alternativa los dos cabos por los distintos seguros que se van añadiendo. Evitando que las dos cuerdas se crucen desordenadamente.


Cuidado: hay que tratar que la cuerda vaya lo más recta posible.

Importante: para evitar riesgo de caída, es importante meter un seguro intermedio, prácticamente al salir de la reunión.

Para asegurar, es importante valerse de una roca fijada sólidamente, a la que se le pasará una de las cintas de 120 cm, a la que se le darán una o dos vueltas alrededor de su diámetro, dependiendo del tamaño de esta, y a la que se le instalará un mosquetón suelto por el que pasar una de las cuerdas.

Según se vaya avanzando, se instalarán un segundo y un tercer seguro donde en las rocas que vayan siendo convenientes, soltando los nudos cuando lleguen a los topes, superando resaltes, buscando nuevos emplazamientos para montar la reunión agotada la cuerda, etc.

Las reuniones posteriores, son necesarias para seguir avanzando, para realizar el rapel así como para recoger el material.

La escalada en solitario, requiere de un enorme esfuerzo físico y mental y además su práctica es duradera que cuando se practica acompañada. Por lo que es importante, no intentar escalar en solitario sin unos buenos conocimientos de esta técnica de escalada, de nudos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *