Fisureros

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Llega el momento más ansiado de la semana, ha sido una semana agotadora, metes todo el material en la mochila y piensas debería haber comprado los fisureros nuevos. Tranquilo de comprendemos somos como tu. Es por eso que te traemos una magnífica selección de stoppers para que tu subida sea lo más segura posible.  Y por descontado si buscas saber que stopper comprar aquí van algunos consejos sobre empotradores y fisureros.

Tipos de fisurero para escalar en roca

El stopper es un tipo de empotrador que se caracteriza porque realiza la fijación de una manera pasiva, es decir, se introduce en la grieta y nos da sujeción básicamente porque no puede salir de ella. No obstante existen también otro tipo de fisureros que no son pasivos, es decir son mecánicos pero no son friends de escalada. Se trata de las patas de cabra o tricam y que se encuentran a medio camino entre los dos elementos citados.

El stopper es de naturaleza pasiva y suelen montar dos tipos principales de cabezas, las piramidales y los exéntricos. Estas últimas se suelen utilizar para el stopper de tamaño más grande. De estas normalmente sale un cable de acero que sirve para el aseguramiento, aunque esto no ha sido siempre así. Los escaladores con más muescas en su piel recordarán los stoppers con cordinos y cintas. Realmente el cable de acero da más resistencia, un poco más de firmeza y se desgasta menos que el cordino, por lo que es una buena elección.

Variantes de stopers y empotradores mecánicos

Una variante muy apreciada de estos stopperss son los llamados microfisureros, que como su nombre indica son utilizados en las grietas más finas y pequeñas. Lógicamente para poder asegurar sobre estas grietas el volumen material del microfisurero se ve reducido notablemente por lo que a la hora de decidirnos por su compra  deberemos fijarnos en los materiales de la aleación con que están hechos. Por ejemplo un stopper pequeño con cabeza de aluminio podría generar ciertas dudas, mejor si buscas uno de aleación de bronce y manganeso. También es importante la fijación del cable de acero, es importante en estos tamaños que no vaya trenzado en la cabeza, mejor soldado con plata. Con estas modificaciones se llega a más que doblar la resistencia

Por último cabe reseñar que las variantes mecánicas “con muelles pero sin levas” como las patas de cabra son otro de esos materiales difíciles de ver. Quizás se deba a que requieren un uso por parte de escaladores experimentados, quizás porque han cedido ante el empuje de los friends, pero lo cierto es que en algunas situaciones pueden sacarte de más de un apuro.

Además de fisureros tenemos para ti todo este material alpino