Escalada extrema en cascadas de hielo

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El piolet de tracción se relaciona habitualmente con las cascadas de hielo, aunque no sólo sea en ellas donde se utiliza.

En los últimos años se ha vivido un gran auge de esta modalidad. La espectacularidad del medio y el ambiente irreal en que se desarrolla, es desde luego suficiente atractivo para justificar este aumento de practicantes.

Las herramientas y el equipo de escalada cada vez más sofisticadas, hacen posible que cualquiera pueda colgarse desde el primer día para saborear esta peculiar forma de escalar. Pero quizá sea esta aparente facilidad el mayor peligro de las cascadas de hielo.

Seguridad en cascadas de hielo

Las cascadas pueden ser grandes muros con una gran masa de hielo donde la seguridad está casi garantizada o efímeras columnas en precario equilibrio que exigen de toda nuestra sabiduría y valor.

Escalar cascadas extremas requiere desde luego audacia y sangre fría, pero también la serenidad y el raciocinio suficientes para buscar un equilibrio entre compromiso y peligro. Sólo el valor bien dirigido por una mente equilibrada, puede llevar a realizar grandes y difíciles empresas, pero no hay que de confundir nunca valor y temeridad.

Llegados a cierto límite, la configuración del hielo puede aceptar pocos o nulos puntos de protección, debido a su estructura en cortinas de columnas o estalactitas, o simplemente por su extrema delgadez.

En caso de caída del primero, probablemente sea la reunión el último recurso de detención. Si ésta se asienta sobre hielo excelente, puede que todo funcione, pero en terreno dudoso es imposible saber donde se halla el límite de la seguridad.

En este tipo de cascadas no habría que dudar a la hora de colocar protecciones sobre la roca. Nuestra vida puede depender de ello.

Por qué las ascensiones más fáciles provocan muchos accidentes

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Como siempre las ascensiones más fáciles son las que más accidentes provocan, la inexperiencia de muchos de los candidatos, la relajación que suponen las “cuestas” fáciles en apariencia, y unas condiciones de nieve dura o hielo, son un cóctel extraordinariamente peligroso.

Condiciones de ascensión cambiantes

Y es que las condiciones de una ascensión pueden cambiar como la noche y el día. La nieve blanda aumenta considerablemente la seguridad, aunque a veces no facilita las ascensiones precisamente, ya que el esfuerzo puede acentuarse si hay que realizar una profunda huella. Continuar leyendo “Por qué las ascensiones más fáciles provocan muchos accidentes”

Escalada en Solitario

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Escalada en Solitario es una de las formas más peligrosas y más avanzadas de escalada, ya que la seguridad se rige exclusivamente en el dominio del deporte  y la experiencia del escalador ya que no se admiten errores o caídas.

Si te decides por esta modalidad debes saber que requiere un sólido conocimiento de técnicas de cuerdas, instalación de anclajes, reuniones, técnicas de rapel. etc

Qué vas a necesitar para subir a solas

Su alto nivel de riesgo, convierten esta modalidad de escalada, en una de las actividades más exigentes y emocionantes dentro de los deportes de montaña, consistiendo en la modalidad de escalada más comprometida y exigente. Continuar leyendo “Escalada en Solitario”

5 consejos útiles para escalada en terreno mixto

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si escalamos habitualmente en alta montaña, aunque nuestra intención sea realizar escaladas en hielo, tarde o temprano nos veremos metidos de lleno en terreno mixto.

La escalada mixta es un difícil arte. Es una síntesis de todas las técnicas de escalada, aplicadas en un terreno dudoso, por tanto constituye la más sutil, delicada y compleja forma de evolucionar.

Consejos a seguir cuando escales en terreno mixto

    1. Atención a nuestros movimientos y equilibrio, son la base de una progresión segura, aunque precisamente asegurarse no suele ser tarea fácil.
  1. Puede que no encontremos suficiente hielo y que las grietas de la roca se hallen cubiertas, en consecuencia hemos de recurrir a toda suerte de astucias, tanto para poder colocar alguna protección, como para progresar por este terreno.
  2. Normalmente intentaremos escalar sobre el hielo o la nieve, por ser más rápido, asegurándonos sobre la roca por ser más seguro, pero no es raro encontrarse escalando en roca con crampones o en hielo sin ellos.
  3. Escalar con crampones sobre roca es al principio una sensación extraña, hay que acostumbrarse a apoyar bien las puntas delanteras y no mover el pie hasta que hallamos alcanzado una buena presa (¡que suerte!) y tengamos un nuevo apoyo para trasladarlo.
  4. Levantar los talones aquí es igual de negativo que en hielo. Los itinerarios de escalada mixta, suelen ser complejos y cambiantes, por lo que no hay que fiarse ciegamente de las reseñas, es mejor guiarse por la propia intuición y escoger el recorrido en función de las condiciones.

El Piolet para realizar el descenso en travesia

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El destrepe, como podéis suponer, es repetir a la inversa todo el proceso y aunque no es habitual, puede que a lo largo de una escalada necesitemos realizarlo por circunstancias diversas. No es nada fácil clavar bien los piolets con el cuerpo y los brazos encogidos, pero con pasitos cortos podremos salir del apuro. Es interesante practicarlo para ver sus inconvenientes sobre el terreno.

La tracción de los piolets, maneras de usarlo

travesias por nieve y hieloLa travesía en piolet tracción también es un recurso a practicar, pues no es tan extraño tener que atravesar en horizontal durante escaladas complicadas. Continuar leyendo “El Piolet para realizar el descenso en travesia”

Como usar el piolet y los crampones

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una vez nuestras herramientas dispuestas, clavamos primero un piolet y luego el otro, ambos lo más alto posible, pero sin extender el brazo totalmente, ya que si no acertamos a colocarlo a nuestro gusto al primer golpe, habrá que desclavarlo, y necesitamos un mínimo juego del brazo para esta operación.

El impacto ha de ser seco y contundente, sin vacilaciones y el lugar elegido debe estar separado del eje de nuestro cuerpo para que los trozos de hielo que se desprendan no nos golpeen y, en caso de que uno de los piolets se desprendiera al traccionar, éste no nos hiera en la cara.

Progresión básica con piolets

Debemos intentar plantar una herramienta bien sólida y la otra más floja.

Con las dos herramientas colocadas nos encontramos en la postura básica, con los brazos y las piernas estirados y separados. En esta postura podemos aproximar la pelvis al hielo y separar la espalda de forma que disminuyamos la tensión en los brazos y sigamos teniendo un buen campo de visión. Continuar leyendo “Como usar el piolet y los crampones”

Progresión con piolet y crampones sobre nieve y hielo

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La progresión con piolet y crampones  revolucionó las posibilidades de la escalada y favoreció el diseño de las herramientas actuales.

Cuando la pendiente se acerca a la vertical, la única forma de poder conservar el equilibrio es tener siempre al menos tres puntos de apoyo, igual que en la escalada en roca, así como un cuarto punto, que será el que desplazamos para progresar.

En esta técnica empleamos una herramienta en cada mano en posición de tracción, por lo general un martillo-piolet o un piolet de similares características, combinado con la técnica de cramponaje de las puntas delanteras.

Uso de los piolets para tracción y progreso en la subida

El peso ya no descansa íntegro sobre los crampones, éstos ahora solo reciben parte de la carga, puesto que los brazos asumen al traccionar sobre las herramientas, gran parte del peso. Aun así, la utilización correcta de los crampones es primordial para escalar con soltura y seguridad.

La posición que adoptamos es muy natural y la técnica sencilla de aprender, por lo que cualquier escalador con un mínimo de fuerza en los brazos, puede desde el primer día practicar esta técnica de escalada si dispone de los útiles adecuados.

Ahora bien, esta engañosa simplicidad puede llevar a enfrentarnos con situaciones que difícilmente podremos resolver y que pueden concluir con una caída.

Crampones semiautomáticos

Crampones idoneidad: debido steigeisenfeste zapatos
Crampones Número de puntas: 12 puntas
Crampones Material: Acero

Additional images:

Product Thumbnail

Price:

Buy Now

La escalada extrema en hielo está compuesta por un conjunto de sutilezas, donde el conocimiento profundo del terreno, del material y su aplicación, así como de nuestras posibilidades y recursos, son tan importantes o más que la técnica en sí misma.

En consecuencia, igual que en cualquier faceta de la montaña, hay que asumir un ordenado aprendizaje, a ser posible con personas expertas y enfrentarse a las dificultades de forma progresiva, a medida que crece la confianza en nosotros mismos.

Hay que destacar que la dificultad en hielo es un término ambiguo que no se relaciona forzosamente con la mayor o menor verticalidad del itinerario.

El hielo es una materia sutil y cambiante y puede transformar su calidad en pocas horas por efecto de los agentes atmosféricos.

Para tener una visión objetiva de dificultad en la escalada en hielo hemos de tener en cuenta además factores como:

  • Aislamiento de la ruta,.
  • Longitud.
  • Dificultad en caso de retirada.
  • Continuidad de los tramos más verticales.
  • Calidad del hielo.
  • Posibilidades de aseguramiento.
  • Evolución meteorológica antes y durante la escalada.
  • Capacidad propia y de nuestros compañeros y equipo con el que contamos.

Como veis una larga lista, que hace que en la escalada en hielo haya que ser prudente y realista.

Las herramientas para la escalada en hielo

El piolet tracción requiere unas herramientas y unos accesorios adecuados y preparados a tal efecto. Bien manejados, pueden permitirnos afrontar muros de hielo verticales e incluso extraplomados

Piolet

Las herramientas de mano pueden ser dos piolets, dos martillo-piolet o un martillo y un piolet, siendo esta última combinación la más polivalente, puesto que disponemos de la pala del piolet para tallar repisas y desalojar nieve, a la vez contamos con el martillo para colocar pitones de hielo o roca si fuera preciso.

Es conveniente que las herramientas sean idénticas para no extrañar el comportamiento de trabajo de ambas cuando las cambiamos de mano.

Hace años la tendencia era llevar un martillo piolet muy corto, pero esta solución es poco eficaz por la poca pegada que tienen estas herramientas y el problema que surge de golpearse los nudillos al quedar poco espacio para que la mano trabaje.

Actualmente los útiles de unos 50 cm demuestran ser los más eficaces y polivalentes, tanto en la versión martillo como en la de piolet, pues la única diferencia entre ambos es la parte posterior de la cabeza.

La hoja o pico puede ser: curva clásica, banana o recta, pero siempre ha de tener un diseño adaptado al trabajo de tracción, es decir con la inclinación adecuada.

piolets mixtos

La mano ha de asir el mango justo por encima del regatón, para aprovechar en la oscilación toda la longitud de la herramienta y conseguir una pegada más eficaz.

Por tanto, las dragoneras de mano se han de ajustar para esta medida y además deben permitir sacar y meter la mano con facilidad. Como vimos en el capítulo de material podemos colocar cintas o cordinos que unan las herramientas al arnés para colgarnos de ellas.

Crampones

Con respecto a los crampones, han de ser rígidos y con las puntas cortas, para evitar que el pie se quede separado del hielo con las mismas a medio clavar, situación muy incómoda y desagradable.

En hielo blando interesaría que las puntas fueran más largas, pero las condiciones que habitualmente se encuentran en terrenos verticales aconsejan la primera solución, ya que no podemos llevar un crampóncrampón para cada tipo de hielo.

Las puntas han de estar poco inclinadas, para aprovechar el impacto frontal del pie. La pareja de puntas diagonales cercanas han de servir de apoyo estabilizador y por tanto han de estar a una distancia razonable, no retrasadas en exceso.

Las puntas frontales, pueden tener sección vertical a modo de pico de piolet e incluso una sola punta, los crampones de este último tipo resultan muy específicos para cascada, pero poco polivalentes. El sistema de fijación más recomendable es el automático tipo esquí con horquilla delantera, es rápido y cómodo de quitar y poner, además confiere al conjunto crampón-bota una gran solidez.

Escalada en hielo por Islandia

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La escalada en hielo por Islandia es una de delicias que podemos encontrar en la septentrional isla europea. Tanto si te mueves como pez en el agua sobre los glaciares como si por el contrario seguro que consideran el frío país un universo por explorar, lo que sí está claro que quien va al menos una vez nunca olvida la experiencia.

Escalando sobre hielo en el mayor glaciar de Europa

Lo primero que ocurre cuando uno se propone ir a Islandia es que se queda sorprendido por el sudeste del país. Allí se encuentra el Vatnajökull o lo que es lo mismo el mayor glaciar de Europa.

Continuar leyendo “Escalada en hielo por Islandia”

Cómo asegurar con un Grigri 2 de Petzl

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

้้็็็็็El GRIGRI es un asegurador con frenado asistido. Lo que significa que no es un aparato autobloqueante. El escalador siempre debe sujetar la cuerda lado frenado.
Antes de utilizar cualquier aparato de aseguramiento, comprueba que es compatible con tu cuerda. El GRIGRI2 se puede utilizar con cuerda simple de 8,9 a 11 mm.

Cuando hagas descender al escalador, vigila con las cuerdas finas. La compatibilidad de la cuerda y del GRIGRI no está solamente relacionada con el diámetro de la cuerda. El frenado depende también del desgaste del aparato, de la textura y del estado de la cuerda.
Vigila cuando utilices una cuerda diferente de tu cuerda habitual o en condiciones diferentes.

้้็็็็็INSTALACIÓN DE LA CUERDA

Coloca la cuerda en el sentido indicado por los pictogramas. Cierra la placa lateral móvil del GRIGRI, mosquetonea los orificios de conexión y bloquea el mosquetón.
Realiza una prueba de funcionamiento para comprobar el sentido de la cuerda. Tira bruscamente de la cuerda sujetando la cuerda lado frenado. La cuerda debe frenarse inmediatamente.
¿Qué hace que el GRIGRI frene? El GRIGRI pivota sobre el mosquetón y la leva del aparato pinza la cuerda para frenarla. La mano, en la cuerda lado frenado, permite el funcionamiento de la leva. El GRIGRI y su leva siempre deben poder moverse libremente, cualquier obstrucción puede reducir el frenado.

SUPERVISIÓN ENTRE COMPAÑEROS DE ESCALADA

Antes de escalar, tenéis que definir los avisos propios de vuestra cordada. Supervisa el encordamiento de tu compañero y la instalación del arnés, el sentido de instalación de la cuerda en el aparato, la conexión del sistema de aseguramiento, la longitud de cuerda adaptada a la vía, y la presencia del nudo en el extremo libre de la cuerda.

SI VAS A PORTEAR

Antes del primer anclaje, porte al escalador hasta que mosquetonee la primera cinta exprés. El asegurador debe vigilar el riesgo de caída al suelo, cuando el escalador está en el inicio de la vía.

PARA DAR DAR CUERDA

Para dar cuerda, la mano lado frenado empuja la cuerda hacia el GRIGRI formando un bucle, la otra mano tira de la cuerda a través del GRIGRI. Este gesto es común a todos los aparatos de aseguramiento Petzl, exactamente como un tubo o un REVERSO. Es la posición principal de aseguramiento, ya seas diestro o zurdo.

PARA DAR CUERDA RÁPIDAMENTE

Moverse es el mejor modo de dar cuerda rápidamente. Acércate a la pared en el momento del mosquetoneo, después vuelve a la posición inicial. La distancia entre el asegurador y la pared varía según las situaciones.
Si el escalador necesita cuerda muy rápidamente, puedes adoptar una posición de mano diferente. Sujeta la cuerda lado frenado, después, apoya el índice contra el pliegue de la placa lateral móvil y apoya el pulgar en la leva. La otra mano tira de la cuerda lado escalador.
Tus manos deben volver inmediatamente a la posición principal de aseguramiento. Mientras que el pulgar está apoyado en la leva del aparato, la cuerda siempre debe sujetarse por un mínimo de tres dedos.
Si el escalador cae en ese preciso momento, el reflejo automático será agarrar la cuerda, la leva se levanta, pinza y frena la cuerda. Así el escalador se detiene. Si eres zurdo y no consigues adaptarte a esta técnica oficial consulta.

TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA CON EL GRI GRI

Cuando quieras dar cuerda rápidamente con el GRIGRI, sobre todo no agarres el aparato con toda la mano. Desgraciadamente, es un gesto muy común y muy peligroso entre los escaladores. Con este método incorrecto, nunca se sujeta la cuerda lado frenado con la mano y obstaculizas el movimiento de la leva y del aparato.
Hay muchas formas de sujetar incorrectamente el GRIGRI. En cada uno de los casos, nunca se puede sujetar la cuerda lado frenado con la mano. Si el escalador cae mientras sujetas el GRIGRI con toda la mano, el reflejo automático será apretar el GRI GRI e intentar agarrar la cuerda con la mano lado escalador.
En este caso la función de frenado queda anulada. Es como intentar retener una caída con la fuerza de las manos. Cuando das cuerda rápidamente con el GRI GRI, debe utilizar la técnica de aseguramiento correcta.

PARA RECUPERAR CUERDA

El escalador acaba de mosquetonear. Cuando se acerca a la cinta exprés, recuperas cuerda del lado escalador y tiras de la cuerda lado frenado. Para repetir el movimiento, haz deslizar la mano lado frenado a lo largo de la cuerda sin soltarla jamás. Desde que el escalador pasa por encima de la cinta exprés, vuelve a dar cuerda normalmente.
SI HAY QUE RETENER UNA CAÍDA
En caso de caída, sujeta firmemente la cuerda lado frenado, tirando hacia abajo. Para un aseguramiento dinámico, haz un saltito o un paso hacia adelante, para amortiguar la caída del escalador.
Atención a no sujetar únicamente la cuerda del lado escalador, podrías reducir la eficacia del frenado del GRIGRI Petzl. Si el escalador cae con la cuerda en la mano, en un desplome, en una placa, o antes del 3r anclaje, debe adoptar una postura diferente en cada ocasión. Entrénate para detener caídas, o fórmate con un profesional.

OTRA TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA

Aunque el escalador esté en tensión, no sueltes nunca la cuerda lado frenado. La distracción es una causa habitual de accidentes. En este caso concreto, a la escaladora de golpe le falta cuerda para mosquetonear.
Nuestro asegurador se desequilibra y automáticamente agarra la cuerda lado escalador para aguantarse.

Dependiendo de la situación, el tiro de la cuerda, el peso del escalador y el peso del asegurador, la leva del GRIGRI se desbloquea, y el asegurador intenta retener la caída sólo con las manos.
Aunque el escalador esté en tensión, no sueltes nunca la cuerda lado frenado. DESCOLGAR Una vez que el escalador ha mosquetoneado la reunión, comunicaros entre vosotros de una forma clara y comprensible. Para bloquear al escalador, recupera cuerda y, después, ponte en tensión.
Sujeta firmemente la cuerda lado frenado.

El escalador, en tensión sobre la cuerda, está listo para descender. Acciona progresivamente la empuñadura de los GRIGRIS, sin soltar nunca la cuerda lado frenado.
La empuñadura ayuda a regular el descenso, pero es la mano lado frenado la que controla el deslizamiento de la cuerda. Para controlar mejor el descenso con cuerdas finas o de un escalador pesado, puedes añadir frenado con un mosquetón

FRENANDO: TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA

Cuando hagas descender a alguien con el GRI GRI, asegúrate de que siempre sujetas con firmeza la cuerda lado frenado. En caso contrario, no podrás retener el descenso del escalador.
La empuñadura ayuda a regular el descenso, pero es realmente la mano lado frenado la que controla el deslizamiento de la cuerda. Cuando hagas descender al escalador, sujeta siempre con firmeza la cuerda lado frenado.

PARA REALIZAR UNA LLAVE DE BLOQUEO

Si debes soltar la cuerda con el escalador en tensión, para deshacer un nudo por ejemplo, debes realizar una llave de bloqueo. Sujetando la cuerda lado frenado, realiza un nudo alrededor del mosquetón.
Aprieta el nudo y, después, mosquetonea el bucle con otro mosquetón, para impedir que el nudo se deshaga. Ahora puedes soltar las manos. Una vez que hayas acabado, quita el mosquetón, tira de la cuerda lado frenado con las dos manos con un golpe seco.
El nudo se desbloquea, y ya puedes seguir asegurando al compañero.

Ascensión al Huandoy: Escalar en Perú

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Después del Huandoy escribo esto un poco confundido todavía, porque me hace falta analizar cantidades de datos y hechos. Sé que debo escribir muchos correos personales, para avisar que llegué, enviar crónicas y demás, pero ahorita no tengo cabeza para ello. No sé si reír o llorar. Lo que sí sé es que he vivido la experiencia más tremenda que mi experiencia en montaña me ha podido dar. Continuar leyendo “Ascensión al Huandoy: Escalar en Perú”