Primeros ascensos: Errores y consejos para escalada

ESCALADA BOULDER
¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En la mayoría de los deportes se recomienda entrenar, practicándolo, pero ¿y en la escalada? En este caso es diferente. Si bien es cierto que la escalada es un juego de posiciones y equilibrio, esto no es suficiente. Cada ascensión es diferente, lo que complica el juego. También son precisas la fuerza, la dinámica o posturas técnicas medianamente refinadas. En determinadas ocasiones estas habilidades ayudaran a corregir o estabilizar la posición de los pies y las manos en lugar de provocar una caída.

Sin embargo, hay un pensamiento erróneo muy extendido entre los amantes de este deporte cuando durante su ejercicio se produce una equivocación. En gran parte de las ocasiones cuando este sucede, se culpa de forma unánime a la fuerza del deportista, o mejor dicho a la falta de esta, cuando en la mayoría de los casos es un problema de técnica. Inconscientes de que cuanto mejor sea la técnica del deportista, menor será la fuerza necesaria que tenga que aplicar al ascenso

Principios fundamentales en la práctica de la escalada

Por eso hemos querido aprovechar este post para hablar sobre los tres principios fundamentales para practicar la escalada que debemos tener en cuenta en todo momento durante su ejercicio cuando se es un principiante:

  • Al progresar con los pies o con las manos, tres de los cuatro puntos de apoyo (2 manos + 2 pies) deben permanecer pegados a la pared (Regla de los tres puntos).
  • El centro de gravedad del cuerpo debe mantenerse, dentro de lo posible, por encima de la superficie de apoyo.
  • Todos los movimientos deben ser reversibles (es decir: debe ser posible destrepar/retroceder).

Es evidente que no existe una receta que sirva para todo escalador, ni siquiera cuando estos se encuentran en una etapa inicial, pero es aconsejable que sean tenidos en cuenta en la primera

En la mayoría de los deportes se recomienda entrenar, practicándolo, pero ¿y en la escalada? En este caso es diferente. Si bien es cierto que la escalada es un juego de posiciones y equilibrio, esto no es suficiente. Cada ascensión es diferente, lo que complica el juego. También son precisas la fuerza, la dinámica o posturas técnicas medianamente refinadas. En determinadas ocasiones estas habilidades ayudaran a corregir o estabilizar la posición de los pies y las manos en lugar de provocar una caída.

Errores usuales en la progresión de escalada

Sin embargo, hay un pensamiento erróneo muy extendido entre los amantes de este deporte cuando durante su ejercicio se produce una equivocación. En gran parte de las ocasiones cuando este sucede, se culpa de forma unánime a la fuerza del deportista, o mejor dicho a la falta de esta, cuando en la mayoría de los casos es un problema de técnica. Inconscientes de que cuanto mejor sea la técnica del deportista, menor será la fuerza necesaria que tenga que aplicar al ascenso

Por eso hemos querido aprovechar este post para hablar sobre los tres principios fundamentales para practicar la escalada que debemos tener en cuenta en todo momento durante su ejercicio cuando se es un principiante:

  • Al progresar con los pies o con las manos, tres de los cuatro puntos de apoyo (2 manos + 2 pies) deben permanecer pegados a la pared (Regla de los tres puntos).
  • El centro de gravedad del cuerpo debe mantenerse, dentro de lo posible, por encima de la superficie de apoyo.
  • Todos los movimientos deben ser reversibles (es decir: debe ser posible destrepar/retroceder).

Es evidente que no existe una receta que sirva para todo escalador, ni siquiera cuando estos se encuentran en una etapa inicial, pero es aconsejable que sean tenidos en cuenta en la primera etapa, en las primeras escaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *