Vía ferrata

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La vía ferrata es una estupenda manera de iniciarse en el mundo de la escalada y el montañismo. Con el tiempo ha ido adquiriendo entidad propia y cuenta con un público fiel y entusiasta.

Esta modalidad aporta seguridad en la ascensión además de una variación en cuanto al paisaje y actividad, ya que ofrece tanto recorridos en vertical como en horizontal. Es una actividad que es apta para casi todos los públicos que cuenten con una forma física mínima y en la que cumpliendo las normas básicas y el equipo de seguridad es raro que ocurra algún accidente en la ruta ferrata.

Qué es una vía ferrata

Es básicamente una ruta abierta en la montaña y que está equipada con diverso material para facilitar su ascensión. Esta ruta está equipada con un cable de acero al que se enganchará el equipo de seguridad del escalador, asegurando en caso de caída. Además del cable del itinerario deportivo, este está jalonado por equipamiento accesorio como pueden ser pasamanos, clavos y parabolts, cadenas, tirolinas para rapelar y hasta algún puente tibetano.

Aunque la primera nació en Francia allá por el 1492 no fue hasta pasada la primera guerra mundial cuando su vertiente deportiva empezó a popularizarse. Durante las Gran Guerra los accesos a muchos montes de las dolomitas se equiparon por el ejército y tras la firma del armisticio escaladores y montañeros las tomaron para su diversión.

Equipo de seguridad necesario en una vía ferrada

En una ruta ferrata es conveniente y necesario contar con este material de seguridad para afrontar la experiencia con garantías.

  • Arnés de escalada: Si es ajustable mejor, para niños es obligatorio contar con el del tren superior, ya que su centro de gravedad es diferente.
  • Disipador ferrata: De obligado uso, será el elemento que en caso de caida nos proteja ante el tirón de la cuerda.
  • Casco: Nos pro tejera de caídas y desprendimiento de roca, así como de posibles golpes fortuitos.
  • Tercera baga: Es como una cinta express que nos facilitará en descanso en las reuniones.
  • Descensor y cuerda: Las usaremos para rapelar o asegurar a nuestros acompañantes y niños por pasos con dificultad.
  • Guantes de escalada: Más que aconsejables dado que algunos elementos de hierro podrían causarnos algún corte.
  • Botas de montaña: Que no sean rígidas, pero tampoco demasiado blandas, tampoco son descartables algunas zapatillas de trekking dado que  también harás pasos y rutas horizontales.

Algunas ferratas imprescindibles

Aunque cada vez se equipan más y mejores hay algunas que no debes perderte como las de:

  • El desfiladero de la Hermida.
  • Vía ferrata Centelles.
  • Mas can Puig de Fuirosos.
  • Sant Feliu de Guixols
  • Cala del Molí
  • Priego
  • Montserrat
  • Patacons.
  • Gágate Lorito
  • Mirador de los Buitres
  • Cala Molí
  • Ponoig

Y recuerda que la actividad suele desarrollarse en entornos naturales, cuídalos y aprovecha también cuañlquier otra actividad como el rafting o el barranquismo para disfrutar de la naturaleza.

Para llegar a las vías ferratas te puede interesar