Para calzar unos calcetines calefactables irremedialmente habrás tenido que ser una de esas personas que ha pasado frío en la montaña.

Entonces sabes lo agradable que es conseguir ese punto de calor adicional que marque la diferencia entre un día para disfrutar de la naturaleza o uno para maldecir tu decisión de estar ahí.

Los calcetines con calefactor, algo más que un calcetín caliente

Las falanges inferiores suelen ser las que más sufren los fríos intensos. Aunque estén bien guarnecidos por unas buenas botas y una buenas calzas, ya sean de tejido térmico o de la siempre cálida lana merina el contacto cercano con la nieve y el hielo cuando las temperaturas descienden en picado hace agradecer “y mucho” ese calorcito adicional.

Los seguidores de la vieja escuela te dirán y no sin razón que la mejor manera para mantenerlos calientes es moverlos constantemente cuando estás en posición de descanso, pero seamos realista bajo unas condiciones duras no deja de ser un incordio. Quizás si estas calzando unas botas de esquí que dan más soltura pueda ser una opción válida. Pero si estás haciendo una aproximación o alpinismo de rango el calzado ya no permite tanta holgura. Además deberás preguntarte que puede pasar ante un pequeño contratiempo, que en montaña suele convertirse en algo más que pequeño. Toda ayuda es poca.

El calcetín calefactable en entornos de nieve

frío en los pies

Circulación sanguínea en los pies

La ecuación de temperaturas frías = a nieve en polvo se suele cumplir a menudo. Si vas a esquiar y te la encuentras sabes que ese día vas a disfrutar de lo lindo.  Quizás por ello un buen equipamiento se vuelve fundamental para que disfrutes de la jornada. Una buena chaqueta, un buen gorro, gafas de sol, buen calzado, etc. Y finalmente nuestros pies, los grandes olvidados

Usualmente acaban como una cebolla con capas de calcetines unos encima de otros. Cuantos más calcetines se añaden, más incómoda será la práctica deportiva.

¿Calentándonos los pies mediante pilas?

Al principio, la idea de comprar unos calcetines con pilas me pareció un tanto tonta. Hablando con los amigos para unos eran un imprescindible en su mochila, para otros una tontería más que a los pocos usos iba a dejar de funcionar correctamente.

Debo de reconocer que según mi experiencia, los dos tienen razón. Me he encontrado con medias calefactoras que no me duraron ni un fin de semana, pero amigos y amigas los que tengo ahora…

Alternativas para calentar dedos y plantas de los pies mediante baterias

La medias calefactables no son la única alternativa, siempre puedes probar las plantillas calefactables, son una buena alternativa pero debes de tener en cuenta con que bota o calzado las vas a usar. Si tu calzado te viene justo quizás no sea la mejor alternativa. No obstante deberías valorar si unas suelas calecfactoras pueden ser una buena solución.

plantillas calefactables eléctricas

El Precio de un par de calcetines calefactables

Pero, ¿puede un par de calcetines valer 180 euros?  Bueno, en mi caso si que lo valieron. Vale sí es un dinero considerable, pero si me los hubiera comprado así de primeras me hubieran salido más económicos. No obstante admito que como fanático de la montaña los amortizo de sobra.

Si estás pensando en comprar unos con calefactores valora el uso que le vayas a dar y claro, lo que aprecias los dedos de tus pies 😉

Todos los modelos comparten una estructura similar donde la batería se sujeta al calcetín largo y los cables de alimentación van tejidos por dentro de la tela. En el área alrededor del dedo gordo del pie hay un área de calefacción suave que la batería enciende según la regulación que se desee.

He visto tres modelos de baterías diferentes, con la única diferencia de su capacidad, que influye en el tiempo de funcionamiento. Los modelos más comunes actualmente suelen incorporar conectividad  Bluetooth.

calcetines calefactables comparativa

Los calcetines térmicos funcionan con pilas recargables

Las baterías se cargan mediante un cargador que debe ir incluido y se conectan con los calcetines a través de tres pequeñas clavijas, ocultándose doblando la parte superión de la calza sobre ella.

Esto mantiene la batería en su sitio y te permite tener libertad de movimiento. Los más modernos permiten regular la calefacción a través de una aplicación smartphone, que aunque parezca subrelista se agradece cuando la persona viste ropa de invierno.

Otros calcetines que te pueden ir bien

  • Calcetines térmicos
  • Lana merino
Tejido técnico para la montaña
Tejido natural con excelentes prestaciones

 

 

 

 

 

 

Uso de calcetines contra el frío
  • Calcetín Calafactable
3

Resumen

Características, tejidos y como usarlos

Sending
Valoración de lector
5 (1 voto)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)