Hasta que empiezas a trastear por la nieve o debes cruzar un riachuelo, y si llevas puestas una hermosas botas de montaña de goretex, pero la caña no es demasiado alta, no querías que fueran incómodas. Y entonces te acuerdas de aquel par de polainas que estaban en la esquina….

Polainas de Montaña y nieve 1

Un poco más abajo te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprarlas

Qué es una polaina

Una polaina o antipara se utiliza básicamente para dar una protección adicional al pie previamente calzado, para que no se moje en la mayoría de las condiciones adversas que se pueden dar en la práctica de deportes de montaña como:

  • Alpinismo
  • Esquí
  • Trail
  • Senderismo
  • Trekking

También ofrecen protección frente a otros elementos como barro, insectos, piedras o materiales de montaña punzantes como los crampones o bastones evitando accidentes. En algunos casos aportan una comodidad que marca la diferencia entre arruinar una ruta de montaña  (y tal vez incluso los días siguientes) y disfrutar del camino de manera agradable y cómoda.

Las polainas (también llamadas ‘guetres‘) son unos tubos de tejido impermeable que se colocan en las piernas por encima de las botas. Lo más normal es usar polainas altas, que llegan hasta debajo de la rodilla, y cuya función es impedir que entre nieve dentro de la bota. Existen también como hemos citado unas polainas cortas, para el verano, que llegan sólo a media pierna, y que se usan para que no entren piedrecitas dentro de la bota.

Polainas de Montaña y nieve 2

Es un elemento imprescindible para las salidas a la montaña en invierno. De no usarlas, es seguro que se acaba con los pies empapados. Como pesan y ocupan poco, no hay problema en llevarlas siempre en la mochila, y usarlas en cuanto se llega a nieve blanda.

 

Situaciones en las que una antipara te hará el sendero oel trekking más agradable

  1. ¿Estás haciendo marcha con raquetas de nieve ? Las polainas evitarán que se incrusten carámbanos de hielo entre la lengua de la bota y los calcetines.
  2. Estás caminando en un bosque donde acaba de llover? Úsalas, y verás que no te mojarás ni un poquito.
  3. ¿Tienes que cruzar un arroyo más alto que la capa impermeable de tu bota (que puede ser bastante baja, pero lo descubrirás demasiado tarde)? No te lo vas a creer, pero las polainas adecuadas también te protegerán al cruzar en un arroyo de montaña.

En resumen una antipara un accesorio que cuesta poco y pude prestarte un estupendo sercicio, a la vez que ocupa poco en tu mochila.

eleeción de polainas para montaña, senderismo y trailCómo elegir un par de  polainas adecuadas

La elección de una manera correcta es fundamental. por eso deberás fijarte especialmente en estos factores:

La altura

Las antiparas deben llegar a la pantorrilla y cubrir bien la bota. Las polainas con pantalla baja normalmente sólo se utilizan en invierno aunque por el contrario, el hecho de tener una capa extra que calienta no le molesta en absoluto. por lo que casi todos los usuarios las utilizan con un rango de longitud alto.

El material

Algunos optan por Gore-Tex, otros por piel (¡no, vamos!), otros no le prestan demasiada atención. Si optas por las de cuero, serán más duraderas, pero para que sean buenas tendrás que optar por una gama de precios bastante alta. Eso sí, las tendrás para muchos años.

Los materiales impermeables son parte importante . El único límite es que tal vez te hagan sudar un poco en la parte de la pantorrilla, si es tu caso, elige aquellas hechas con materiales transpirables..

El cordón

Según los puristas, la verdadera polaina es la militar, con el cable de acero que amarra irrompible. Si el uso va a ser muy intensivo será el apropiado, sino bastará con uno de tela elástica. Usualmente llevan tres cordones: uno en la parte superior, para evitar la entrada de agua o nieve desde arriba, y uno en la parte inferior. Pero también hay un elástico central de la pantorrilla, que ayuda mucho a mantener las polainas en su sitio y la hace mucho más cómoda de usar.

Cremallera frontal

Un buen cierre que no se trabe con el uso es fundamental.

Tipos de polainas

De expedición

Su resistencia es la clave junto con el aislamiento que deben de aportar. Si no las vas a usar en entornos exigentes piensa en las alpinas.

 

De Senderismo

Son las más baratas, ya que los materiales en las que están fabricadas también lo son, suelen ser de nylon, poco transpirables y sin demasiada resistencia. Queda a tu elección, si no les vas a dar un uso muy exigentes pueden ser las tuyas.

De escalada y entorno alpino

A pesar de estar pensadas para entornos muy exigentes les podemos dar el título de todoterrenos, Están hechas para durar, cuentan con buena holgura para meter dentro las botas rígidas, con una parte traspirable superior e inferior de fibras de nylon.

De Trail Running

Prima la ligereza, transpirabilidad, flexibilidad y suelen ser más cortas. Se usan junto a zapatillas. Dadas las características requeridas su punto flaco es la durabilidad.

  • La Sportiva
  • Crampones
  • Botas de montaña
La marca para la escalada extrema. Toma impulso y encuentra los mejores productos para tu subida.
Mayor agarre en subidas con hielo y nieve. La tracción que necesitas en la montaña.
Montaña y alpinismo clásico. La montaña más accesible gracias al calzado técnico.

Estructura

  • En la parte superior suelen llevar una goma elástica para impedir que resbalen hacia abajo.
  • La sujeción bajo la bota más habitual es la sirga de acero, pero las más resistentes son las correas de neopreno o de uretano. Hay que ser muy cuidadosos a la hora de poner la hebilla para que no quede en el borde de la suela y no se aplaste al caminar.
  • Cremalleras laterales para facilitar la puesta. Las mejores llevan una solapa con cierre de velcro que impide entre la humedad por ellas.
  • En la parte inferior, por delante, llevan un pequeño gancho para sujetar la polaina a los cordones de la bota, y proteger más.

Las dos polainas no son, por tanto, iguales, sino simétricas. Una para la pierna derecha y otra para la izquierda, distintas. Al ponerlas, las cremalleras deben quedar en la parte externa, con los ganchitos de los cordones por delante.

Características

Las polainas deben tener buenas prestaciones de impermeabilidad y resistencia, ya que se usan en condiciones normalmente adversas. La utilización de polainas aumenta el poder de retención calorífica de la bota. Están confeccionadas con diversos materiales y se pueden encontrar en nylon, cordura o en Kevlar. La cordura de entre 400 y 1000 Deniers está presente en casi todas, sobre todo para reforzar la parte inferior. Microfibra, Nailon Ripstop o Taslan se utilizan en la parte superior, sirviendo de soporte a membranas transpirables-impermeables como el Goretex o el Sympatex.

Las costuras deben ser robustas, sobre todo en la zona inferior de la cremallera, donde se acopla el cursor, ya que puede haber más presión y romperse.

Las polainas bien diseñadas se ciñen a la pierna y la bota, lo cual evita que se enganchen con los crampones, algo ciertamente peligroso en lugares expuestos como aristas o pendientes heladas.

Las polainas son de los elementos del equipo que llevan más trote, por lo que su confección con materiales resistentes a la abrasión es fundamental para que nos duren más de un invierno.

Mantenimiento

Las polainas simplemente necesitan ser limpiadas de vez en cuando con un paño húmedo y asegurar que se secan completamente tras una ruta.

Los precios de las polainas oscilan entre 20 y 60 euros.

Entre las marcas más conocidas se encuentran Artiach, Millet, Altus, etc.

 

Uso de polaina
  • Tipos y usos
5

Resumen

Tipos, fibras y usos adecuados

Sending
Valoración de lector
5 (1 voto)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)