Tecnicas de barranquismo: Andar

Andar o marchar por un cauce es una de las maniobras mas frecuentes que nos encontraremos en el descenso de un barranco.

Muchos barrancos tienen zonas intermedias entre las diversas zonas donde son precisas otros tipos de maniobras. En ellas utilizaremos muchas técnicas al margen de simplemente andar como la oposición, natación, destrepe, salto etc.

Maniobras sobre el terreno del barranco

Esta maniobra, en principio fácil, requiere sin embargo un mínimo de atención. Hay que recordar que en muchas ocasiones encontraremos terrenos resbaladizos, zonas con pisos inestables, caos de bloques, badinas con aguas putrefactas a evitar etc. Muchos accidentes ocurren en terrenos aparentemente sencillos al resbalar o caer y producirse roturas, esguinces o torceduras en los miembros inferiores.

La técnica sencilla es tratar de buscar el camino mas evidente y que nos resulte más cómodo, procurar andar siempre que sea factible por las orillas o las zonas menos profundas en el caso de no poder evitar el agua y no ser posible nadar.

A este respecto, trataremos de nadar siempre que sea imprescindible atravesar zonas no evitables de otra manera por ser la forma de avanzar mas cómoda, dejándose llevar por la posible corriente y al no ofrecernos resistencia el agua al avanzar, además, la flotabilidad que proporciona el neopreno, nos permite nadar en zonas con 50 cm de profundidad.

Avanzar con el agua a la altura de la cintura o incluso menos, es mas costoso que nadar. Además, hemos de saber que al avanzar nadando infringiremos un daño mínimo a la fauna y flora que habita en el lecho del río, un dato importante a tener en consideración dado que es el hábitat de diversos microorganismos, macroinvertebrados y plantas.

A veces será necesario recurrir a técnicas como la oposición para evitar zonas de aguas profundas y putrefactas o zonas peligrosas por cualquier motivo. Esta técnica, factible en zonas donde las paredes estén lo suficientemente cerca, consiste en apoyarse en una de las paredes con una parte o partes del cuerpo y en la otra con otra u otras.


Podremos, en función de la cercanía de las paredes, utilizar oposiciones como pies en una pared y manos en otra (posición horizontal), un pie y una mano en una pared y los otros en otra (posición en X), espalda en una pared y pies (posición en L) o rodillas (posición en 4) en la opuesta, etc

El terreno no siempre nos será propicio. Tendremos quecaminar sobre zonas resbaladizas, bloques inestables, playas de cantos rodados etc. Es importante mantener una posición baja y ayudarse de las manos para mantener mejor el equilibrio y la estabilidad cuando la situación lo requiera.

Evitar los saltos cuya recepción sea un terreno resbaladizo o inestable y recurrir como mejor técnica al destrepe si ello es factible. En zonas de rápidos o problemas derivados del caudal, el contacto visual entre los integrantes del grupo es fundamental. Cualquier incidente, será mas fácilmente solucionable si el grupo se mantiene unido.

En el descenso por el barranco

escapada de barranquismo

En muchas ocasiones recurriremos a destrepar o desescalar los  numerosos resaltes que nos podemos encontrar en nuestros descensos.
La técnica básicamente consiste en aprovechar los agarres que la roca nos presente o bien utilizar técnicas de oposición para bajar.

Como norma general, si el destrepe es fácil, lo haremos cara al vacío y si resulta mas complicado, nos daremos la vuelta y lo haremos cara a la roca.

Un factor a tener en cuenta en cualquier descenso es la progresiva fatiga que acarrea el hecho de tener largos tramos de marcha intercalados en el mismo. Además, al ser la parte menos lúdica de nuestra actividad, puede ocasionar una pérdida de atención que puede derivar en cualquier tipo de accidente.

Es, por ejemplo, el caso de descensos clásicos como Gorgas Negras, en la Sierra de Guara (Huesca, España). Los diversos caos de bloques, que ralentizan nuestra marcha y fatigan nuestros músculos, sumado al frío de las aguas del Alcanadre y sus surgencias, el tiempo de descenso largo y la larga marcha de aproximación hacen que este descenso no sea recomendable para no iniciados. Prueba de ello es que no es ofrecido casi nunca por las agencias que trabajan en la zona.

 

Como resumen de la técnica de progresar andando

 

 

  1. Mantendremos un ritmo suficiente y adecuado de avance que impida que el frío o el tedio se apodere de nosotros.
  2. Una posición con el centro de gravedad bajo y ayudada con las manos, si el terreno lo requiere, favorecerá la estabilidad en caso de terreno complicado o resbaladizo.
  3. El avance del grupo debe ser siempre bajo contacto visual entre todos los integrantes para poder ayudar o resolver cualquier incidencia de una manera rápida sobre todo en presencia de caudal.
  4. No bajaremos la guardia en ningún momento para evitar cualquier percance.
  5. Trataremos de evitar maniobras expuestas como saltos incontrolados o sobre zonas resbaladizas o inestables.
  6. El uso del casco evitará posibles golpes en la cabeza debido a resbalones o tropezones.
  7. Recurriremos a la natación como técnica para facilitar el avance y evitar la fatiga en los casos en los que sea factible para además, preservar en lo posible la fauna y flora del lecho del río.
  8. No está de mas llevar siempre una cuerda corta, algún arnés y algo de material que nos facilite ciertas maniobras que puedan estar complicadas por estar el terreno resbaladizo o encontrarnos un caudal superior al normal. Llevar algo de material en estos casos, puede simplificar el avance o incluso evitar accidentes.

 

Sending
Valoración de lector
0 (0 votos)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)

Deja tu comentario

Sending