Deslizamiento por tobogán: Progresión sin cuerda en barranquismo

Deslizarse por un tobogán es también otro de los aspectos mas lúdicos del barranquismo y otra de los causas de muchos accidentes.

Deslizamiento por tobogán: Progresión sin cuerda en barranquismo 1

Como en el caso de los saltos, deberemos extremar ciertas precauciones como revisar la recepción con los mismos criterios que si fuéramos a saltar.

Seguridad a la hora de deslizarse por un tobogán de baranco

 

Recordemos el famoso Rompetibias del Llech, un aparentemente sencillo tobogán de un par de metros y que ha provocado decenas de accidentes. Además, sería interesante comprobar que no existe en el plano de deslizamiento ninguna aspereza o relieve que pueda golpearnos al deslizarnos.

También es conveniente observar si existe algún estrechamiento significativo o un brusco giro que pudiera provocarnos algún golpe o incluso quedarnos encajados. Para ello, lo ideal sería seguir el mismo protocolo que en los saltos. Uno de nosotros debería renunciar a realizar el tobogán con el fin de garantizar la seguridad del resto del grupo y descendería utilizando técnicas de cuerda comprobando la perfecta viabilidad del tobogán y siempre que la recepción no plantee problemas de movimientos peligrosos del agua.

Posiciones de descenso por tobogán

Decididos ya a realizar el tobogán, adoptaremos una posición siempre con los pies por delante y tumbados sobre la espalda aunque con la cabeza ligeramente levantada con el fin de poder tener cierta visión, aunque si es un tobogán acabado en salto, como la también famosa Lanzadera del Llech, sería preferible no levantar la cabeza, manteniéndola alineada con el cuerpo. Los brazos deberán ir estirados y apoyadas las manos encima de los muslos o bien cruzados sobre el pecho y las manos sobre los hombros.

Deslizamiento por tobogán: Progresión sin cuerda en barranquismo 2

Es importante resguardar bien los codos ya que son muy susceptibles de ser golpeados por cualquier protuberancia de la roca. Nunca realizar un tobogán en posición de sentados ya que tenderemos a caer de bruces al agua con la consecuencia de posibles lesiones o golpes. Será preferible deshacerse de la mochila previamente.

A veces, llegar al punto idóneo de partida puede resultar algo complicado e incluso peligroso debido a posibles resbalones en la roca húmeda. Podremos ayudarnos de una cuerda que nos permita descolgarnos hasta ese punto o instalar un rápel ajustado hasta el mismo. Otras veces deberemos destrepar cuidadosamente.

Resumen de consejos para deslizarse por un tobocan de barranco

  • Comprobaremos la recepción al igual que en los saltos así como el plano de deslizamiento con el fin de poder detectar posibles obstáculos, relieves o protuberancias que puedan dañarnos en nuestro deslizamiento.
  • Adoptaremos una postura horizontal, con los pies por delante y los brazos bien pegados al cuerpo resguardándonos los codos y la mayoría de las veces, con la cabeza muy ligeramente levantada para poder tener cierta visión.
  • Nunca nos deslizaremos de cabeza.
  • Ante la mas mínima duda, abandonaremos la posibilidad de realizar el tobogán optando por otras técnicas mas seguras.

 

Sending
Valoración de lector
0 (0 votos)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)

Deja tu comentario

Sending