Escalada a la cara norte del Mulhacén

La esclada por la cara norte del Mulhacén  merece mucho respeto.

Escalada a la cara norte del Mulhacén 1
  • Por hermosa, porque surca uno de los valles más bellos de Sierra Nevada. Por dura puesto que supera un desnivel de 2200 metros en una sola jornada.
  • Por exigente, ya que algunas rampas adquieren una pendiente no apta para piernas temerosas.
  • Por compleja, debido a puntos en que el sentido de la orientación debe estar bien fundamentado. Aún así es una ruta que produce una fuerte impresión, y que creo muy recomendable, ya que constituye todo un reto y una inagotable fuente de placer montañero: sus imágenes y su recuerdo con frecuencia me invaden y rescatan de la nada cotidiana.

Todo lo que sigue ha sido realizado en verano, sin material técnico alguno, como una ruta senderista en la que no hemos puesto ni una mano en la pared. Obviamente, en invierno las condiciones serán completamente diferentes y muchísimo más exigentes.

La ruta de ascensión al Mulhacén

La ruta se divide claramente en dos fases muy contrastadas, que acentúan todavía más su belleza y su poder de atracción senderista. La primera parte, la vereda de la estrella, merece por sí misma una atención especial ya que es una marcha clásica, bien conocida y de fácil realización. Se trata de un antiguo camino de mineros, que llega hasta una veta de calcopirita ya abandonada y a las ruinas de los albergues de los operarios poco más allá

Se junta con una cañada de trashumancia de animales y continúa hasta alcanzar una altura sorprendente, más allá de los 1800 m, a partir de Cueva Secreta. Algunos esforzados “neveros”, en el siglo pasado, usaban este camino para acarrear nieve a lomos de sus burros, para venderla en la ciudad de Granada. Este uso histórico expresa bien la doble faz de la ruta, como de media y de alta montaña.

Las tres primeras horas del recorrido ocupan todo este trayecto, y la potente silueta de los tresmiles más señalados de la sierra (La Alcazaba, el Mulhacén (photo_1.html) e incluso en algún momento, el Veleta  avisa permanentemente del rigor de la ruta.

Escalada a la cara norte del Mulhacén 2

Si alguien quiere hacer solamente este recorrido en un día, puede convertirlo en circular bajando al refugio del Vadillo y subiendo hasta el Refugio de la Cucaracha, para alcanzar finalmente cueva secreta y regresar por la vereda de la estrella hasta el barranco de San Juan, en unas 7 horas. Pero nosotros queremos seguir subiendo.

La llegada a Cueva Secreta (en realidad un refugio natural, más que una cueva, marca el corte entre las dos fases de la ruta. Ahora debemos cambiar de vertiente (venimos subiendo por la vera del Río Valdeinfierno procedente de la sombra del Veleta). Cruzamos el cauce y realizamos una subida muy fuerte, premonitoria de los rigores finales, hasta el collado (Majada del Palo) que nos lleva hacia el río que nos conducirá hasta la chorrera de la laguna de la Mosca.

Se sube ya por laderas descarnadas que nos muestran el territorio que la nieve ocupa la mayor parte del año, ahora perdida por las altas temperaturas. La pendiente es agradable al principio pero de modo imperceptible se va haciendo más dura .

escalada en GranadaSe sube por el lado izquierdo del Río Valdecasillas (izquierdo, aguas abajo, photo_6.html), hasta cruzarlo en un repecho y encaminarse hacia la catarata de la mosca, más a la vista. La chorrera, que es por donde se sube, queda a la derecha.

Aquí el paso es factible, pero debe acertarse. La pendiente es muy fuerte, exige un nuevo cruce hacia la derecha  y el ascenso por un vasar que se intuye bien, hasta un nuevo giro a la izquierda que te deja ya en la Laguna de la Mosca.

Cumbres de la Alcazaba

Paraje magnífico, sereno, con las imponentes cumbres de la Alcazaba y del Mulhacén como centinelas descarnados, sorprendidos por la llegada de los montañeros por esa vía agreste . El circo culmina a la derecha por el collado del Ciervo, lugar por donde hay que subir para alcanzar la cima. No nos gustó mucho la pendiente de la ruta tradicional y subimos más a la derecha, hasta alcanzar un buen nivel de la cresta y llegar al collado mucho más cómodamente.

Ya en el perfil del collado, se divisa la Caldera con su refugio hacia la derecha, y la arista del Mulhacén arriba . Hay que hacer un último esfuerzo para alcanzar la cumbre, ya por la misma vía que los demás. Allí la recompensa es magnífica porque, en un día claro, puede verse toda la ruta realizada, con la Loma del Presidiario arbolada al fondo, y la laguna de la Mosca en primer plano ). Es un momento magnífico, en el que todo el esfuerzo realizado se convierte en una sensación de culminación y de plenitud.

No es para menos: estamos en el punto más alto de la península y hemos franqueado un desnivel de 2265 m, en un esfuerzo espléndido .

Como estamos eufóricos y hace un día magnífico, con poco viento y de poniente, decidimos dormir en el Hotel de las Mil y Una Estrellas y volvemos a la Laguna de la Mosca a vivaquear . Allí nos damos cuenta de que no estamos solos y hacemos nuevas amistades (photo_16.html). Nos acercamos a ver la entrada al Gran Vasar para planificar nuevas aventuras: parece complicado que se pueda pasar por allí.

El sol se esconde iluminando con sus últimas luces La Alcazaba, dándole un color antiguo y sin nombre difícil de olvidar (photo_17.html). Los últimos rayos se esconden justamente por el Collado del Ciervo. Cenamos con un poco de frío, lo celebramos con un poco ron y nos acostamos. Por el exiguo orificio del saco se observa la osa mayor, la estrella polar, la vía láctea, el cinturón de Orión. No hay visión semejante a la de la noche plena de estrellas. De vez en cuado me inquieto, abro los ojos y veo de nuevo el mismo espectáculo asombroso, inmenso, inasible. Creo que recordaré el resto de mi vida este despertar.

Al día siguiente el sol golpea el puntal del Ciervo justo en el lugar por el que se había escondido, con una precisión prodigiosa . Nos levantamos y, en silencio, comenzamos el descenso definitivo. La bajada es dura  y los músculos están fríos, pero con el ánimo encendido y las expectativas colmadas, la vereda de la estrella se convierte sólo en el paseo que nos separa de nuestro deseo .

Si vas de  senderismo aquí tienes nuestra propuesta, buen precio , llegada en 24 h y si no te gusta puedes devolverlo sin coste adicional

 

 

Sending
Valoración de lector
0 (0 votos)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)

Deja tu comentario

Sending