De escalada por Panticosa: Ruta a los Infiernos

Los Infiernos son de esas montañas que todos los que nos gusta el alpinismo queremos ascender y que son tan bonitas que merecen ser repetidas.

De escalada por Panticosa: Ruta a los Infiernos 1

Fueron el segundo tresmil que ascendí, bueno en realidad el segundo, tercero y cuarto porque como sabéis son 3, y la primera vez que los subí los hice en verano. Desde entonces creo que he ascendido a los infiernos por lo menos otras 5 o 6 veces, algunas en invierno y otras en verano, algunas por el corredor sur, otras desde los azules y otras haciendo la circular completa.

En este post escribiremos sobre la ruta a los infiernos que hicimos a mediados del mes de Julio ascendiendo desde Pondiellos y bajando por los Ibones Azules, es decir la circular completa.

Mapa de la ruta circular a los Infiernos bajando por Ibones Azules

Rutas a los Infiernos desde Panticosa

Su nombre sobrecoge de orirlo, y verlos también, sea cual sea la vertiente desde la que los miras. Como muchos sabéis los infiernos están unidos por una bonita cresta, algo aérea pero sencilla, y si los queremos hacer hay que crestear sí o sí ya que no hay otra forma de ascenderlos que recorrerla.

De escalada por Panticosa: Ruta a los Infiernos 2

Las dos rutas de ascenso más comunes y más sencillas son desde los Ibones Azules y desde el collado de Pondiellos, y se pueden unir en una bonita circular.

Para ascender los infiernos desde el Collado de Pondiellos tenemos dos opciones para acceder a su cima:

  1. Por el corredor sur, que termina en un pequeño collado entre el Pico del Infierno Central y el Infierno Oriental.
  2. Por una pequeña canal de grado PD que hay a la derecha del corredor sur y en la que hay que echar alguna vez las manos pero que no es complicada.

El Corredor Sur mantiene la nieve hasta bien entrado el verano, calza una pendiente de alrededor de 40º y puede hacerse con un sólo piolet pero hay que hacerlo con cuidado porque entrado el verano la nieve está dura y una caída sería fatal con tanta pendiente.

Soy más de nieve que de roca y adoro los corredores por lo que cuando me encuentro con una ruta que tiene uno como este no lo dudo y si las condiciones son buenas siempre elijo ponerme los pinchos.

Para hacerlos por esta ruta pinchos y piolet son imprescindibles si el corredor tiene nieve y el casco recomendable. Los bastones según os guste pero como hay casi 1.800 metros de desnivel positivo acumulado os ayudarán bastante.

Se puede completar en menos de 9 horas, pero lo normal es entre 11 y 14 horas de actividad, nosotros la hicimos en algo menos de 13h.

Ascensión circular a los infiernos subiendo por el collado de Pondiellos y bajadando por los Ibones Azules

La ruta comienza en el Balneario de Panticosa y comparte parte del camino con la Ruta de Ascensión al Garmo Negro.

El camino arranca entre el Barranco de Arnales y el Barranco de Argualas, y sube zigzagueando por un bosque de pinos hasta una zona conocida como la Mallata Baja. Desde allí el Garmo Negro y la aguja de Pondiellos quedan un poco escondidos y el Argualas se muestra con todo su esplendor.

Vistas del Garmo negro y Argualas desde la Mallata Baja

Desde la Mallata Baja el camino continúa entre el bosque de pinos que hay en la parte de la derecha hasta la Mallata Alta, donde el bosque desaparece y el paisaje pasa a ser una zona de prados de montaña con vegetación baja.

En esta zona se ven ya muy bien el Garmo Negro y la Aguja de Pondiellos, con el collado de Pondiellos a la derecha y camino ofrece tres opciones para acceder al collado:

  1. Atravesar la mallata alta por la parte de la izquierda, que sería una de las rutas de ascensión al Garmo Negro.
  2. Acometerla por su parte central, por un pequeño barranco que en invierno forma un fácil corredor de unos 20-30º.
  3. Hacerlo siguiendo un sendero por la parte de la derecha.

Mapa de la ruta a los Infiernos desde la Mallata alta por el Collado de Pondiellos

Nosotros elegimos el barranco, que te deja bastante bien para acceder al collado y es una ruta algo más directa que la de la derecha.

Acceso al Collado de Pondiellos desde la Mallata Alta

Al terminar ese barranco vamos ladeando hacia la derecha para irnos acercando al Collado de Pondiellos y un poco antes de llegar nos encontramos con un pequeño nevero. Este nevero se puede evitar por la parte de la derecha, que es por donde discurre el camino de verano al collado pero como os decíamos somos de nieve y además estrenaba crampones, unos fantásticos Peltz Sharken por lo que al encontrarnos ni lo dudamos y tiramos por el nevero.

Atravesando el nevero del Collado de Pondiellos

Desde el collado podemos ver tanto los infiernos como el Arnales, unido al Infierno Oriental por una cresta con una brecha a mitad en la que me ha tocado pasar miedo en al menos dos ocasiones.

Vista de los Infiernos, su Corredor Sur y el Arnales desde Collado de Pondiellos

La canal de la que os hablábamos más arriba está a la derecha del marcado corredor que veis en esta foto. No la hemos hecho nunca y según parece de subida no es complicada pero de bajada es recomendable montar algún rápel según sea la tolerancia al destrepe de cada uno.

El corredor está pito, calza algo más de pendiente que otras veces que lo he intentado pero la nieve está bien, lo suficientemente dura como para poder hacer buena huella y lo suficientemente blanda como para no pasar demasiado miedo con resbalones. No hay nada de huella y es el segundo corredor de María con lo que lo hacemos con cuidado.

 

Tras el corredor conseguimos alcanzar el collado ente el Infierno Central y el Oriental y con una pequeña trepada llegamos a la cima de este último. El reloj marca algo más de 6 horas desde que hemos salido de los Baños de Panticosa, se puede llegar aquí en algo menos de tiempo pero yo aún andando muy rápido nunca he conseguido llegar aquí en menos de 4,30.

 

Volvemos por el mismo camino hasta el collado y con otra trepada sencilla llegamos a la cima del Infierno Central.

 

Ante nosotros podemos ver la bonita cresta que lo une al Occidental y que atraviesa una zona de roca gris que es conocida como la marmolera.

 

Hacemos la cresta y llegamos a la cima del Infierno Occidental tras 7 horas de marcha desde que salimos, desde donde podemos ver la bonita cresta que une las 3 montañas y la marmolera.

 

Aunque el día está nublado las vistas desde la cima son espectaculares, con la Diosa Pirena en todo su esplendor.

Espectaculares vistas desde la cima de Los Infiernos

Desde aquí hay que continuar la cresta del infierno Occidental e ir descendiendo ladeando dejando a nuestra izquierda los Ibones de Pondiellos.

Dejamos a nuestra izquierda los Ibones de Pondiellos y Garmo Negro

El descenso hacia el camino a los Ibones azules es sencillo pero la cresta es un poco aérea y hay que bajar con cuidado.

Destrepando la Cresta de Los Infiernos hacia los Ibones Azules

Hay que fijarse bien en el camino porque es fácil descender demasiado apartándonos de la ruta hacia los azules. Tomar como referencia la otra zona de mármol que podéis ver en la siguiente foto.

Tomar como referencia esta zona de roca gris

Un poco más adelante el camino gira hacia la derecha por un pequeño collado y lleva hacia el Ibón de Tebarray, desde el que baja hacia los azules.

Paso desde la Cresta de los Infiernos hacia Collado de Tebarray e Ibones Azules

En este tramo podéis ir por la ladera de la montaña pero nosotros preferimos llegar a Tebarray continuando la cresta.

 

Tras la cresta y una pedregosa bajada llegamos al Ibón de Tebarray, que está así de bonito con los últimos restos de nieve del invierno.

El bonito Ibón de Tebarray

Desde Tebarray vuelven a aparecer los prados y tras otro pequeño nevero con poca pendiente en el que no nos pusimos los pinchos llegamos a los preciosos Ibones Azules.

El Ibón Azul Superior

En algo más de otra hora llegamos al Ibón de Bachimaña, con el flamante nuevo Refugio de Bachimaña.

Ibón de Bachimaña y Refugio de Bachimaña

Desde aquí el cansancio se fue acentuando y tras un último esfuerzo volvimos a llegar al Balneario de Panticosa, tras casi 13 horas de marcha, 3 tresmiles y algo más de 18 km de distancia recorrida con unos 1800 m de desnivel positivo acumulado y los mismos de negativo.

Espero que os haya gustado este post, si habéis hecho esta ruta estaremos encantados de que nos enviéis vuestros comentarios y si la tenéis pendiente y podemos ayudaros con nuestras indicaciones no dudéis en enviarnos vuestras preguntas.

Sending
Valoración de lector
0 (0 votos)
Valoración por comentarios 0 (0 reviews)

Deja tu comentario

Sending