Rescate en montaña

accidentes en alta montaña
¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los intentos de rescate en montaña se suceden año tras año. La muerte de numerosos alpinistas después de reiterados intentos para rescatarlos siempre vuelve a traer a la escena pública las condiciones en que trabajan himalayistas, sherpas y los equipos de rescate a estas alturas.

Al común de los mortales les cuesta entender el porqué, con el mejor helicóptero preparado para rescates en altura en el campamento base, muchos han terminado muriendo.

Cuesta entender para el no iniciado el porqué aún acompañado que una simple torcedura de tobillo es toda una odisea a 8000 metros de altitud. Un accidente de lo más tonto y simple o una enfermedad como la peritonitis puede terminar con la muerte de un experto himalayista cuando se encuentra a tanta altura.

Las condiciones para rescatar en la alta montaña


Las mejores condiciones para un rescate en el Himalaya no existen, en demasiadas ocasiones cuando un alpinista cuenta aparentemente con todos los puntos para ser rescatado, este se trunca.  Un rescate en altura es siempre una situación de alto compromiso.

Petzl Sarken,

Frontal puntas con manejable T de perfil
Sistema anti Snow
Fácil, ligero, robusto marco

Additional images:

Product Thumbnail

Price:

Buy Now

Por un lado, los helicópteros no pueden volar en las mismas condiciones que, por ejemplo, se producen en el Pirineo o Alpes. El famoso helicóptero del Himalaya podía posarse en el Campo 3 a 7.300m, pero un poco más arribba las cosas se complican.

Ha habido un experimento de posar un helicóptero en la cima del globo a 8.800m, pero se hizo con un helicóptero al que se le habían quitado todos los elementos internos y tan solo podía llevar al piloto y además en unas condiciones meteorológicas únicas.

El recate de montaña con helicótero

Los helicópteros (al igual que cualquier aeronave) tiene lo que se llama techo de vuelo o una altura máxima a la que pueden operar. Las aeronaves como los aviones o los helicópteros funcionan por principios físicos en los que la diferencia de presión entre las caras superiores de las alas o las palas, con la presión inferior, permite tener sustentación.

Esta sustentación cae con la altura ya que depende de la densidad del aire. A 8.000 metros la densidad del aire es aproximadamente un 20% que en el nivel del mar.

Para que nos hagamos una idea, hay más del doble de densidad de aire en la cima del Montblanc a 4.800m que en las altas cotas de los ochomiles. Además en el Himalaya se enfrentan al Jet Stream que puede mantener vientos contínuos de más de 180km/h durante días y unas condiciones meteorológicas realmente horribles.

Esas condiciones afectan a los helicópteros pero también a los equipos de rescate a pie. El viento y las condiciones meteorológicas pueden hacer que avanzar 200 metros sea un hecho heroico y no se puede iniciar un rescate a pie si no se puede tener unas cuantas horas de buen tiempo o tendríamos que lamentar nuevas víctimas.

Las condiciones del accidentado

En altura tan solo dar un paso requiere más de 15 respiraciones, a más de 7.500m no se descansa, solo vivir consume más energías de las que puedes digerir  ya que además el sistema digestivo va mucho más lento, el cerebro está mal alimentado, las funciones motoras son más reducidas, sin contar que sin aclimatación.

A pesar del moderno material de escalada, la estancia es muy dura.

El tener un edema pulmunar o cerebral es un accidente bastante fácil de sufrir. Simplemente a 7.500m no hay aclimatación posible, como dice el médico suizo especialista en altura Wyss-Dunant

Aquí, sólo es posible adaptarse durante un cierto tiempo limitado, ya que no se compensa del todo el gasto de energía durante el tiempo de reposo.

Otro de los conceptos que cuesta entender es el porqué un grupo de sherpas no puede bajar a alguien unos centenares de metros hacia el campo base y requiere un equipo más preparado y descansado.

Cuesta entender que estés acompañando a un tipo con una lesión en la pierna y no puedas entre dos echártelo en los hombros y poco a poco bajar.

Hay que recordar que el esfuerzo que se hace a 7.600m o a 8.000m es sobrehumano, cargar con el propio peso requiere un gran esfuerzo, y de hecho

Más allá de eso, la ascensión desde el Campo 3 del Everest al Dhaulagiri no es simplemente poner un pie delante de otro, hay unas pendientes pronunciadas en las que hay que poner toda la atención para progresar y hay que atravesar una arista confusa y donde caerse es fácil y mortal.

Una situación donde bajar arrastrando a un compañero es algo casi imposible. Simplemente los sherpas que pudieran subir materiales no tenídrían ni la fuerza (ya que él también ha sufrido los problemas de altura) ni podrían tirar del accidentado sin exponerse a ambos a una caída segura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *