Lesiones de escalada: Escafoides

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La fractura de escafoides suele ser una de las lesiones de escalada más comunes, sobre todo en la mano, que al apoyar para evitar la caída soporta una gran presión.

 ¿Qué son los escafoides?

Este pequeño hueso cuyo nombre procede del griego (skaphé, barca y éidos, forma) que se encuentra en la parte externa de la muñeca (lado del pulgar) en la zona de flexión y articula con muchos huesos de la muñeca y antebrazo: radio, semilunar, hueso grande, trapezoide y trapecio.

Es el hueso que más se fractura en el carpo, y el segundo que más se fractura en la muñeca después del radio. El mecanismo de lesión más habitual es la caída sobre la mano abierta en la que todo el peso y fuerza del impacto caen sobre esa zona y generalmente lleva la mano a una flexión de forma violenta.

Guantes de escalada mujer

Gel acolchado
Transpirable y palma ventilación
Cierre de velcro

Additional images:

Product Thumbnail

Price:

Buy Now

Otros mecanismos de producción son los impactos alguna piedra que cae sobre las manos de los porteros de fútbol, son menos frecuentes pero también se pueden dar casos. En general afectan a población de todo tipo de edades, especialmente a deportistas como los escaladores, sobre todo si no revisas la seguridad y buen estado de tu material de escalada. El peor pronóstico corresponde generalmente a las personas de mayor edad.

Diacnóstico de la rotura de escafoides en escaladores

La particularidad de esta fractura es que no es fácil de diagnosticar y que no es necesario que el impacto sea muy fuerte para producirse. No es raro que al lesionado se le realicen radiografías en las horas posteriores a la lesión y la integridad de los huesos sea aparentemente buena.

Los síntomas que sufre el lesionado son: dolor en la zona externa de la muñeca que aumenta con la palpación, incapacidad para agarrar objetos, inflamación, entumecimiento y hematoma.

Todos estos signos no son demasiado específicos, y se debe cuidar mucho el diagnóstico en estas fracturas porque pueden pasar inadvertidas tanto por el afectado como por los sanitarios.

En caso de que no se aprecie nada en las radiografías, que deben tomarse en diferentes perspectivas, se deberían volver a realizar pasados unos días a ver si la situación ha cambiado.

Habitualmente se pauta la colocación de una férula de inmovilización aunque no aparezcan signos de rotura en las radiografías iniciales. En los casos más complejos sería interesante el uso de resonancia magnética para confirmar el estado del hueso.

Una característica que afecta a los huesos de la muñeca, pero sobre todo al escafoides, es la débil irrigación sanguínea que condiciona la evolución lenta en la consolidación de la fractura y habitual presencia de complicaciones, como la necrosis del hueso o la osteoartritis que generan dolor y limitación del rango de movimiento.

Si la fractura es más grave, el tratamiento quirúrgico con placas o tornillos de fijación es la solución más frecuente. Incluso si fuese necesario, se podrían utilizar injertos óseos tomados habitualmente del propio antebrazo.

Es una lesión en la que es difícil establecer el tiempo de convalecencia por el hecho de que es una fractura de consolidación lenta, a diferencia de otros huesos más grandes y mejor irrigados que se regenerarán con más rapidez.

La recuperación de la lesión

Para la recuperación funcional, es importante no cargar objetos pesados y evitar actividades que impliquen el riesgo de volver a caer sobre la muñeca lesionada. Se pueden hacer deporte al aire libre, pero siempre teniendo en cuenta no cargar la zona afectada.

Durante la inmovilización se debe mantener el movimiento de los dedos (para evitar rigideces innecesarias y mejorar irrigación) y realizar contracciones musculares. Después este periodo que puede prolongarse hasta los dos meses en algunos casos, es frecuente que la zona esté muy rígida y es necesaria fisioterapia manual para recuperar el rango óptimo de movimiento así como la fuerza.

En resumen, es una lesión habitual pero compleja sobre la que el diagnóstico es fundamental así como supervisar la evolución para prevenir las indeseables complicaciones.

Lesiones deportivas por caídas: Esguince cervical

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las lesiones deportivas por caídas son una de las más temidas por todo tipo de escaladores. El esguince cervical y la fractura vertebral suelen ser una de sus posibles consecuencias.

Qué es un esguince cervical

Un esguince por naturaleza es una afectación de los tejidos blandos próximos a la articulación, en particular de los ligamentos, y se produce al aplicar una fuerza mayor que la que los tejidos pueden soportar.

En función de la intensidad se pueden producir mayores o menores distensiones, o en los casos más graves llegar incluso a la rotura de ligamentos. Continuar leyendo “Lesiones deportivas por caídas: Esguince cervical”

Gargantas del Todra: Escalando en el Atlas

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las Gargantas del Todrá en la cordillera del Atlas, en Marruecos, es solamente una parte de este macizo montañoso que se extiende a lo largo de 2.400 Km por Marruecos, Argelia y Túnez al norte del continente Africano.

Su punto más alto se localiza en el pico de Jbel Toubkal (4.167metros), en el suroeste del país Marroquí, físicamente la cordillera se divide en tres zonas, el Atlas medio, cercano a la costa, el Gran Atlas, en el área central, y el Anti Atlas, al sur.

El Parque nacional de Toubkal

Las expediciones más frecuentes tienen como destino la subida al Jbel Toubkal, a unos 60 Km de Marrakech. Partiendo del pueblo de Imlil, y después de un recorrido ascendente con parada en el refugio de escalada situado a 3.200 metros, ascendemos durante poco más de 4 horas, para coronar los 4.167 metros prácticamente sin dificultad alguna. El Pico de Toubkal, está situado dentro del Parque Nacional de Toubkal. Continuar leyendo “Gargantas del Todra: Escalando en el Atlas”

Cómo asegurar con un Grigri 2 de Petzl

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

้้็็็็็El GRIGRI es un asegurador con frenado asistido. Lo que significa que no es un aparato autobloqueante. El escalador siempre debe sujetar la cuerda lado frenado.
Antes de utilizar cualquier aparato de aseguramiento, comprueba que es compatible con tu cuerda. El GRIGRI2 se puede utilizar con cuerda simple de 8,9 a 11 mm.

Cuando hagas descender al escalador, vigila con las cuerdas finas. La compatibilidad de la cuerda y del GRIGRI no está solamente relacionada con el diámetro de la cuerda. El frenado depende también del desgaste del aparato, de la textura y del estado de la cuerda.
Vigila cuando utilices una cuerda diferente de tu cuerda habitual o en condiciones diferentes.

้้็็็็็INSTALACIÓN DE LA CUERDA

Coloca la cuerda en el sentido indicado por los pictogramas. Cierra la placa lateral móvil del GRIGRI, mosquetonea los orificios de conexión y bloquea el mosquetón.
Realiza una prueba de funcionamiento para comprobar el sentido de la cuerda. Tira bruscamente de la cuerda sujetando la cuerda lado frenado. La cuerda debe frenarse inmediatamente.
¿Qué hace que el GRIGRI frene? El GRIGRI pivota sobre el mosquetón y la leva del aparato pinza la cuerda para frenarla. La mano, en la cuerda lado frenado, permite el funcionamiento de la leva. El GRIGRI y su leva siempre deben poder moverse libremente, cualquier obstrucción puede reducir el frenado.

SUPERVISIÓN ENTRE COMPAÑEROS DE ESCALADA

Antes de escalar, tenéis que definir los avisos propios de vuestra cordada. Supervisa el encordamiento de tu compañero y la instalación del arnés, el sentido de instalación de la cuerda en el aparato, la conexión del sistema de aseguramiento, la longitud de cuerda adaptada a la vía, y la presencia del nudo en el extremo libre de la cuerda.

SI VAS A PORTEAR

Antes del primer anclaje, porte al escalador hasta que mosquetonee la primera cinta exprés. El asegurador debe vigilar el riesgo de caída al suelo, cuando el escalador está en el inicio de la vía.

PARA DAR DAR CUERDA

Para dar cuerda, la mano lado frenado empuja la cuerda hacia el GRIGRI formando un bucle, la otra mano tira de la cuerda a través del GRIGRI. Este gesto es común a todos los aparatos de aseguramiento Petzl, exactamente como un tubo o un REVERSO. Es la posición principal de aseguramiento, ya seas diestro o zurdo.

PARA DAR CUERDA RÁPIDAMENTE

Moverse es el mejor modo de dar cuerda rápidamente. Acércate a la pared en el momento del mosquetoneo, después vuelve a la posición inicial. La distancia entre el asegurador y la pared varía según las situaciones.
Si el escalador necesita cuerda muy rápidamente, puedes adoptar una posición de mano diferente. Sujeta la cuerda lado frenado, después, apoya el índice contra el pliegue de la placa lateral móvil y apoya el pulgar en la leva. La otra mano tira de la cuerda lado escalador.
Tus manos deben volver inmediatamente a la posición principal de aseguramiento. Mientras que el pulgar está apoyado en la leva del aparato, la cuerda siempre debe sujetarse por un mínimo de tres dedos.
Si el escalador cae en ese preciso momento, el reflejo automático será agarrar la cuerda, la leva se levanta, pinza y frena la cuerda. Así el escalador se detiene. Si eres zurdo y no consigues adaptarte a esta técnica oficial consulta.

TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA CON EL GRI GRI

Cuando quieras dar cuerda rápidamente con el GRIGRI, sobre todo no agarres el aparato con toda la mano. Desgraciadamente, es un gesto muy común y muy peligroso entre los escaladores. Con este método incorrecto, nunca se sujeta la cuerda lado frenado con la mano y obstaculizas el movimiento de la leva y del aparato.
Hay muchas formas de sujetar incorrectamente el GRIGRI. En cada uno de los casos, nunca se puede sujetar la cuerda lado frenado con la mano. Si el escalador cae mientras sujetas el GRIGRI con toda la mano, el reflejo automático será apretar el GRI GRI e intentar agarrar la cuerda con la mano lado escalador.
En este caso la función de frenado queda anulada. Es como intentar retener una caída con la fuerza de las manos. Cuando das cuerda rápidamente con el GRI GRI, debe utilizar la técnica de aseguramiento correcta.

PARA RECUPERAR CUERDA

El escalador acaba de mosquetonear. Cuando se acerca a la cinta exprés, recuperas cuerda del lado escalador y tiras de la cuerda lado frenado. Para repetir el movimiento, haz deslizar la mano lado frenado a lo largo de la cuerda sin soltarla jamás. Desde que el escalador pasa por encima de la cinta exprés, vuelve a dar cuerda normalmente.
SI HAY QUE RETENER UNA CAÍDA
En caso de caída, sujeta firmemente la cuerda lado frenado, tirando hacia abajo. Para un aseguramiento dinámico, haz un saltito o un paso hacia adelante, para amortiguar la caída del escalador.
Atención a no sujetar únicamente la cuerda del lado escalador, podrías reducir la eficacia del frenado del GRIGRI Petzl. Si el escalador cae con la cuerda en la mano, en un desplome, en una placa, o antes del 3r anclaje, debe adoptar una postura diferente en cada ocasión. Entrénate para detener caídas, o fórmate con un profesional.

OTRA TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA

Aunque el escalador esté en tensión, no sueltes nunca la cuerda lado frenado. La distracción es una causa habitual de accidentes. En este caso concreto, a la escaladora de golpe le falta cuerda para mosquetonear.
Nuestro asegurador se desequilibra y automáticamente agarra la cuerda lado escalador para aguantarse.

Dependiendo de la situación, el tiro de la cuerda, el peso del escalador y el peso del asegurador, la leva del GRIGRI se desbloquea, y el asegurador intenta retener la caída sólo con las manos.
Aunque el escalador esté en tensión, no sueltes nunca la cuerda lado frenado. DESCOLGAR Una vez que el escalador ha mosquetoneado la reunión, comunicaros entre vosotros de una forma clara y comprensible. Para bloquear al escalador, recupera cuerda y, después, ponte en tensión.
Sujeta firmemente la cuerda lado frenado.

El escalador, en tensión sobre la cuerda, está listo para descender. Acciona progresivamente la empuñadura de los GRIGRIS, sin soltar nunca la cuerda lado frenado.
La empuñadura ayuda a regular el descenso, pero es la mano lado frenado la que controla el deslizamiento de la cuerda. Para controlar mejor el descenso con cuerdas finas o de un escalador pesado, puedes añadir frenado con un mosquetón

FRENANDO: TÉCNICA DE ASEGURAMIENTO INCORRECTA

Cuando hagas descender a alguien con el GRI GRI, asegúrate de que siempre sujetas con firmeza la cuerda lado frenado. En caso contrario, no podrás retener el descenso del escalador.
La empuñadura ayuda a regular el descenso, pero es realmente la mano lado frenado la que controla el deslizamiento de la cuerda. Cuando hagas descender al escalador, sujeta siempre con firmeza la cuerda lado frenado.

PARA REALIZAR UNA LLAVE DE BLOQUEO

Si debes soltar la cuerda con el escalador en tensión, para deshacer un nudo por ejemplo, debes realizar una llave de bloqueo. Sujetando la cuerda lado frenado, realiza un nudo alrededor del mosquetón.
Aprieta el nudo y, después, mosquetonea el bucle con otro mosquetón, para impedir que el nudo se deshaga. Ahora puedes soltar las manos. Una vez que hayas acabado, quita el mosquetón, tira de la cuerda lado frenado con las dos manos con un golpe seco.
El nudo se desbloquea, y ya puedes seguir asegurando al compañero.

Barranquismo en Río Verde

¿Nos ayudas a escalar?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Para realizar el descenso de río Verde, hay que acceder a su cabecera desde la que se pueden realizar otros descensos antes (hasta 3 diferentes: Los Chortales, El Funes y Los Madroñales)

Acceso al Barranco del Río Verde



Booking.com


Situación: Término de Otivar (Granada)

Entrada: Partiendo desde Málaga, tomar la autovía en dirección Motril, llegar hasta Almuñecar y seguir en dirección a Otivar, pasando esta continuar para Jete, se dejará un cruce a la derecha después de Jete (para ir a Lentejí). Continuar leyendo “Barranquismo en Río Verde”